El método de estrangulamiento fue el utilizado por la Policía de Minneapolis en la detención y homicidio del afroamericano. La pena del uso de esta maniobra será de hasta 15 años de prisión

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, promulgó este viernes una reforma policial que incluye la criminalización de la técnica de estrangulamiento durante las detenciones policiales, un método que se uso con George Floyd en Minneapolis y que venía siendo un reclamo de activistas y organizaciones civiles hace años.

La reforma, que comprende una decena de proyectos aprobados esta semana tanto por el Senado como por la Asamblea Estatal de Nueva York, pena el uso de esta maniobra con hasta 15 años de prisión, facilita el acceso a los historiales de denuncias de los oficiales y penaliza las llamadas a la Policía por motivos racistas. Muchos de estos cambios eran reclamos hace años, sin ningún éxito.

"No hay confianza entre la comunidad y la Policía", reconoció a los periodistas Cuomo, acompañado por el reverendo y veterano activista por los derechos civiles Al Sharpton, durante la firma del paquete legislativo en su despacho. "Y si no hay confianza, la relación no funciona", sentenció.

Si bien la Policía neoyorquina dijo haber prohibido el uso del estrangulamiento en 1993, la técnica se seguía usando y nunca se convirtió en un delito hasta esta nueva ley, que llevará el nombre de Eric Garner, un afroestadonidense neoyorquino que, al igual que Floyd, murió asfixiado por un policía durante su arresto en 2014 en Staten Island.

El gobernador demócrata destacó, asimismo, el respaldo bipartidista de la iniciativa. "Muchos, muchos republicanos han votado a favor de estos proyectos de ley porque creen que el mundo ha dicho que ya es suficiente", afirmó.

La muerte de Floyd, ocurrida el 25 de mayo, causó una ola de indignación y protestas en Estados Unidos, luego que un video mostrara que el hombre falleció mientras era arrestado en Minneapolis por un policía blanco, hoy imputado por homicidio en segundo grado, que lo redujo al piso y le clavó la rodilla en el cuello durante casi nueve minutos, pese a que el hombre gritaba que no podía respirar.

Ante la amplitud de las demandas contra la injusticia racial y la brutalidad policial, numerosos estados y ciudades emprendieron en las últimas semanas reformas policiales y judiciales. La Casa Blanca, en cambio, criticó las medidas en su conjunto y mantuvo silencio sobre cualquier iniciativa propia, hasta la noche del jueves.

Tras más de dos semanas sin atender los reclamos de los manifestantes, el presidente Donald Trump anunció que está terminando de preparar un decreto para que los departamentos de Policía cumplan con "los actuales estándares profesionales para el uso de la fuerza".

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados