La sonda Chandrayaan-3 pudo aterrizar en el satélite natural de la Tierra sin sufrir daños. Esto se produce pocos días después del intento fallido de Rusia.

Con su histórica misión Chandrayaan-3, la India logró este miércoles un aterrizaje suave controlado en la Luna, convirtiéndose así en el cuarto país que consigue tal hazaña y el primero en hacerlo sobre su parte más meridional, donde los expertos creen que puede haber hielo.

Cabe remarcar la importancia del hielo, dado que en futuras misiones el agua podría convertirse en combustible para cohetes o incluso en agua potable para futuras misiones tripuladas.

La sonda que logró aterrizar en la superficie lunar está compuesta por un módulo de aterrizaje y un explorador, y tiene prácticamente los mismos objetivos que la misión previa, aunque su estructura se fue ampliamente reforzada para corregir los errores que hicieron que Chandrayaan-2 acabase estrellada contra la luna en 2019 mientras intentaba alunizar.

India-luna.jpg

La llegada de la India a la Luna se produce pocos días después del intento fallido de otro país de hacer lo mismo. La nave rusa Luna 25 se estrelló contra la Luna el 19 de agosto tras un fallo en sus motores, poniendo fin al primer intento de alunizaje del país en 47 años.

El cierre de una etapa y el comienzo de otra

Uno de los principales objetivos que tiene la India es realizar varios experimentos científicos sobre el terreno y, al mismo tiempo, analizar la superficie lunar durante los 14 días terrestres, equivalentes a mediodía en el satélite, que permanezca en funcionamiento.

De esta manera, se cerrará un capítulo que la propi India comenzó en el 2008, cuando su primera misión espacial a la Luna, Chandrayaan-1, fue pionera en el descubrimiento de evidencia directa de agua en el satélite.

2-chandrayaan-3-lunar-landing-attempt-walkup-support.webp

Con su llegada, la sonda india también abrirá una nueva etapa de exploración de la Luna, que está marcada por el reciente aumento del interés de varios países por retomar sus programas lunares para mandar misiones tripuladas o establecer bases en la Luna, como es el caso de Estados Unidos, Rusia o China, como un punto intermedio para alcanzar otras cotas del espacio.

Japón también intentará llegar a la luna este año con otra breve misión que despegará el 26 de agosto de la Tierra, meses después del fracaso de la firma aeroespacial nipona Ispace, que intentó sin éxito el pasado abril convertirse en la primera misión privada en posarse sobre la accidentada superficie lunar.

La-luna-India.jpg
Una imagen de la luna compartida por la agencia espacial india.

Una imagen de la luna compartida por la agencia espacial india.

Llegar a la Luna costó menos que una película

El desarrollo de Chandrayaan-3 siguió el mismo camino de otras misiones previas del programa espacial indio, el cual se ganó una reputación gracias a sus económicos lanzamientos de decenas de satélites.

ADEMÁS: Lula pedirá el ingreso de Argentina al Brics

Esta misión contó con un costo estimado de unos US$ 75 millones, un dato que muchos usuarios indios de redes sociales destacaron en los últimos días, por ser inferior al presupuesto de la película “Interstellar”, ganadora de un premio Óscar en 2015, y que se estima en unos 160 millones de dólares, según el portal especializado IMDb.

El precio de la última misión india es incluso inferior al de Chandrayaan-2, que superó los 100 millones de dólares, ya que a diferencia de esta no cuenta con un orbitador.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados