El protagonista de esta dramática historia compartió en las redes sociales las fotos con sus genitales agrandados antes de la tragedia

Un australiano, residente en Seattle, Estados Unidos, murió tras inyectarse silicona en los testículos y participar de un juego sexual.

De acuerdo con el certificado de defunción, la acumulación de silicona le causó hinchazón anormal, distorsión del pene y un acopio de líquido y sangrado en los pulmones.

Jack Chapman, cuyo seudónimo era Tank Hafertepen, tenía 28 años y compartió en sus redes sociales imágenes con sus genitales agrandados antes de la tragedia.

Según reveló su madre al ser consultada por la prensa, el joven tenía un contrato firmado con un popular bloggero de la región para participar de eventos sexuales.

ADEMÁS:

Desalojaron la estación de trenes de Barcelona tras hallar una valija sospechosa

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados