La joven de la Universidad Nacional de La Matanza se enfoca en el certamen continental que ya comenzó, pero que la tendrá en escena, con su disciplina, recién el lunes , en busca de la medalla de Oro.

Todo ha pasado con una inusitada aceleración en la vida deportiva de Bianca Farriol. Con su adolescencia en flor, a partir de sus 16 años, ha abrazo el vóleibol casi por casualidad, aunque otros quizás se apoyen en los caminos de la vida para explicarlo. Lo cierto que la chica matancera, jugadora del equipo de División de Honor de la Universidad Nacional de La Matanza, es parte de la selección argentina femenina, que desde el 4 de junio venidero intervendrá en los Juegos Odesur.

El segmento que une a 2015 con 2018 representa una carrera virtuosa y que no supo de paréntesis ni puntos suspensivos. "En tres años se me dio todo muy rápido", resalta la jugadora de San Justo, quien fue confirmada en el plantel de 12 Panteras que jugará en el certamen continental en Cochabamba, Bolivia.

"Cuando escuché mi nombre dentro de la lista me sorprendí, porque no lo esperaba. Soy la más chica del grupo y me llenó de alegría", confiesa la dama, quien vivirá su tercera experiencia internacional con la Selección, pero la primera con mayores. "Hace más de un mes que entrenamos en el Cenard, de lunes a viernes y los findes estamos con nuestros respectivos clubes", sigue.

Desde su posición de central, Farriol fue sumando méritos para que, primero, el entrenador del equipo superior de la UNLaM, Hugo Jáuregui, la confirmara en el plantel para esta temporada, y para, luego, llegara la convocatoria con la camiseta albiceleste.

"Fueron dos pasos muy importantes para mí. Si bien al vóley lo tomo en serio, también me divierto jugando", define el talento de 16 años, a quien sus descubridores la fijaron de central, a partir de su altura, 1,87 metros. "En el puesto estoy cómoda, me encanta jugar ahí", asegura y agrega: "Compartir entrenamientos y partidos con las mayores me permiten aprender y sumar experiencia".

Panorama

La selección argentina se cruzará en el Coliseo José Casto Méndez de Cochabamba con Bolivia, el anfitrión, el lunes 4 de junio, día del debut; el martes 5 será el turno de ponerse mano a mano con Colombia, mientras que el miércoles 6, Farriol y compañía se las verán con Perú en el cierre del grupo.

La matancera contó cómo son sus días con las Panteras. "Me gusta la intensidad que le pone cada una de las jugadoras; el clima es piola y me tratan de diez teniendo en cuenta que soy la más chica", describe Bianca, quien cursa 5° año en el colegio Monseñor Solari, y que tiene en carpeta seguir la carrera de Medicina en la UNLaM. Y apuntó: "Las más grandes siempre me dan consejos y me corrigen, son copadas".

Pese a su corta carrera, aunque vertiginosa, la joven elabora un auto análisis y no duda en definir que "la táctica en el juego es un punto a corregir", entiende.

La jugadora de la UNLaM salió del handball, casi sin pensarlo, recaló en el vóley y hoy lo celebra. "El vóley me atrapó a medida de que lo fui practicando y hoy siento pasión al jugarlo", confiesa.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados