Roberto es un histórico deportista en el Globo y hoy toman la posta Julieta y Carla, que entrenan a los más chicos en la institución y consiguen resultados positivos para dejar en alto al apellido.

Roberto Antonucci es una institución en la natación, y en el Globo en particular. Si bien sigue en actividad desde el cargo de coordinador en el Huracán de San Justo, hoy el futuro ha llegado. Sus hijas, Julieta (25) y Carla (23), ya están en la senda. Luli Antonucci destila enseñanza, es puro concepto deportivo y de vida, que en definitiva son el tesoro que tienen Las Lulas. "Nos llaman así en todos lados", cuentan acostumbradas.

Las chicas, ya como entrenadoras, han celebrado recientemente el primer título con los chicos de Promocionales en la Fenado. "Es un sueño cumplido", se anima Carla, quien además es jugadora del equipo femenino de vóley del Globo.

Cuando Luli arrancó con la coordinación de natación del club, Carla tenía uno año y medio y Julieta tres. Casi desde bebé están en el club. Carla arrancó en 2011 como ayudante de profes. "Me iba al viaje de egresados con el colegio y arranqué en esa época. Y desde allí no me fui más. Después que terminé el colegio comencé el profesorado. Arranqué con chicos y luego con adultos y desde hace tres años además nos encargamos de los grupos de chicos que compiten", dice la menor.

El turno de la mayor. "Siempre me moví con la enseñanza y aprendizaje de mi viejo, de verlo a él y con ese gustito por la competencia. Desde chicas competimos, pero no llegamos a federados, sólo promocionales, que el mismo nivel que hoy entrenamos", afirma Julieta.

Ambas caminan felices por hacer lo que les gusta. "Le dimos el gusto a mi papá de ser entrenadoras", sostienen. Cuando es hora de hablar de la influencia del padre y maestro, Julieta arranca: "Todos los días te marca algo nuevo y te quedas mirando asombrada", y enseguida Carla toma la posta: "Siempre nos deja algo, además de que nos ayuda en la planificación del entrenamiento, junto a Bruno Giménez, un nadador federado que se entrena con papá".

Carla no puede evitar referirse a qué produce llevar el apellido Antonucci en natación. "Mi padre tiene mucha repercusión, tanto que a donde vamos nos dicen Las Lulas. Es que nos conocen de chiquitas y para todos somos Las Lulas. Es un orgullo y un enorme grado de responsabilidad, pero nos llena de orgullo que sea nuestro papá y nuestro maestro".

Julieta, quien es casi la mano derecha de su padre en el club, en donde pasa más de 12 horas de cada día, tiene un as y lo juega. "Cuando ganamos el título se escondió en la premiación y se emocionó porque el hecho de que sus hijas estuvieran levantando una copa era todo para él. Era la foto del trabajo de su vida". A lo cual Carla expone: "Luego en el brindis dijo que ´yo tuve grandes logros, campeonatos argentinos, sudamericanos, una atleta en los Juegos Olímpicos como Nancy Alvarez, pero ver a mis hijas campeonas después de haber llegado bebes a la insticuión, es enorme´. Y se le caían las lágrimas de emoción". En definitiva, la misma emoción que ellas sienten por el deporte.

ResponderReenviar

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados