El renovado plantel ya arrancó la parte más exigente del trabajo previo, a las órdenes de César Aguirre, mientras en el estadio se desmontó la ex tribuna visitante para la futura construcción de la platea y la cabinas de prensa.

El Celeste de Villegas va por la revancha, tras el descuento de puntos del campeonato pasado que le impidió poder luchar por el ascenso. Tras las vacaciones se confirmó que muchos jugadores no seguirán, pero ya tiene varias incorporaciones para cubrir esas vacantes y luego de algunas jornadas de prácticas en el estadio Juan Antonio Arias, los dirigidos por el profesor César Aguirre ya iniciaron la pretemporada en el predio del Sindicato de Telefónicos en Ezeiza.

Los refuerzos que llegaron a Liniers son el delantero Matías Basualdo (ex Atlético Lugano y Victoriano Arenas), el mediocampista Fabián Maidana (ex Claypole) el defensor Nicolás Zeñiuk (ex Deportivo Muñiz), el mediocampista Matías De León (ex Talleres de Remedios de Escalada y Atlético Lugano), el delantero Leandro Chaparro (ex Deportivo Laferrere), el volante ofensivo Rodrigo Maidana (ex Jorge Newbery de la Liga de Junín) y el lateral David Vidal (ex Claypole). A estas siete caras nuevas, en los próximos días se la sumarán entre dos y tres más.

Además, se promovió al plantel superior a los juveniels Sebastián Ulpana, Mariano Albornoz, Mariano Ramos, Elías Cardozo, Martín Puerta, Federico Manelli, Tobías Néspolo y Alejandro Nuñez.

Y del torneo anterior quedó una importante base, compuesta por Sebastián Allende, Oscar Romero, Héctor Cabrera, Leandro Coronel, Federico Potarsky, Santiago Szerdi, Walter Ricabana, Nahuel Riquelme, William Giménez, Rodrigo Maldonado, Pablo Paiva y Rodrigo Maldonado.

A la ida de Braian Cáceres a Sportivo Barracas y de Jonathan Paoluccio a General Lamadrid, se le agregan los que no fueron tenidos en cuenta por el cuerpo técnico, tales los casos de Lucas Tiedemann, Alexis Romero, Rodrigfo Bonahora, Federico Pattini, Matías Pardo, Angel Paz, Lautaro Segura, Alejandro Cabral, Rubén Domínguez, Pedro Argüello, Mauro Sigona y Eduardo Mendoza.

En tanto, ya se desmanteló la vieja tribuna de tablones de madera, anteriormente destinada al público visitante y luego se construyeron las bases que servirán de sustento a la edificación de la platea, más un sector de cabinas para la prensa, además de otros trabajos de reacondicionamiento de otros sectores del estadio Juan Antonio Arias, cuyo campo de juego ha quedado en muy buenas condiciones.