El domingo se registraron dos hechos a primera hora de la mañana con minutos de diferencia en Ramos Mejía y Castelar, provocando la interrupción del servicio.

En las últimas semanas, se incrementaron los casos de personas atropelladas por trenes de la Línea Sarmiento, y en la mayoría de los hechos se trata de suicidas, que mueren o llegan a resultar con gravísimas heridas.

Desde el momento en que se dispuso asignar banderilleros en todos los cruces a nivel vehiculares del ramal que une Once con Moreno, y que en La Matanza recorre más de 20 cuadras, la cifra de vehículos embestidos disminuyó, y lo mismo ocurrió con los denominados accidentes personales.

Pero estos últimos vienen en alza, y mayoritariamente se trata de intentos deliberados de perder la vida, algo que les resulta casi imposible de impedir a los banderilleros; por otra parte, hay cruces exclusivamente peatonales (que cuentan al igual que los vehiculares con señales fonoluminosas) que carecen de ese personal.

Importantes trastornos

Cada accidente significa un importante trastorno en el servicio, especialmente en hora pico. El tren involucrado queda cancelado en el lugar del accidente, y además de intervenir la policía y los Bomberos, toma participación la justicia. Por otra parte, el conductor de la formación participante debe ser reemplazado.

Si el hecho ocurre entre Liniers y Haedo, donde hay dos vías por cada sentido de circulación, las formaciones no se detienen en Ramos Mejía, cuya plataforma central fue demolida. Si sucede entre Once y Liniers o entre Haedo y Moreno, donde sólo hay dos vías, el servicio se interrumpe, con los consiguientes trastornos, ya que las líneas de colectivos se ven saturadas de pasajeros.

Y a veces se suma más de un accidente en un mismo día, como ocurrió el domingo último: el tercer tren del día que une Once con Moreno, identificado como 3811 (a cargo de la formación RC17), poco antes de las 6.30 de la mañana arrolló en el cruce de la calle Monteagudo, en Ramos Mejía a un joven de 22 años, que falleció. El siguiente tren, 3813 (formación RC03), que fue desviado y superó al anterior en Ramos, poco antes de llegar a Castelar, literalmente rozó a otro hombre, sin provocarle lesiones de consideración, pero que obligó durante un tiempo a suspender el servicio entre Haedo y Moreno. En ambos casos, se trataron de intentos de suicidio.

Y el lunes a las 11 de la mañana, el tren Once-Moreno 3295 (formación RC06) embistió a un muchacho en el cruce peatonal de la calle Argerich en Flores, interrumpiéndose la prestación entre Once y Liniers.

En agosto, hubo accidentes personales el jueves 23 en Floresta, el viernes 24 en el cruce de Granaderos en Ciudadela y el domingo 26 en Flores.

La sucesión de accidentes viene provocando la queja de los usuarios, que en algunos casos descreen de que efectivamente sucedan, como la situación registrada el domingo a primera hora de la mañana.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados