Entre el kilómetro 32 y 52 se registran a menudo este tipo de hechos. La falta de controles de seguridad sostenidos en el tiempo favorecen esta modalidad creciente.

Vecinos de diferentes barrios de La Matanza denunciaron que sobre un importante trayecto de la Ruta Nacional N° 3, entre el kilómetro 32 y el 52, están expuestos a continuos robos a bordo de las líneas de colectivo que circulan por allí, una problemática que, lejos de encontrar alivio, se acrecienta de la mano del consumo de droga entre los más jóvenes.

La zona de riesgo abarca aproximadamente 20 kilómetros, donde los delincuentes, en la mayoría de los casos, simulan ser usuarios y en medio del viaje sorprenden tanto a pasajeros como al chofer. Uno de los hechos más violentos ocurrió la semana pasada en el límite entre Virrey del Pino y Cañuelas, donde dos malvivientes abordaron a un colectivero que se acercaba al fin de su recorrido, lo obligaron a desviarse de su camino habitual y, luego de quitarle todas sus pertenencias, lo golpearon ferozmente con la culata de un arma. No conformes con la agresión y robo de las pertenencias del trabajador, incendiaron el transporte. El joven conductor logró escapar por una ventanilla cuando el interno ardía y afortunadamente no sufrió mayores heridas.

La falta de controles de seguridad sostenidos en el tiempo favorecen este tipo de modalidad. Luego del mencionado caso, que motivó un paro de 24 horas en las líneas 620 y 382, se pudieron observar operativos policiales “razzias” en los colectivos que circulan por Ruta 3, donde obligan a descender a los pasajeros masculinos y los revisan para prevenir delitos. No obstante, los procedimientos policiales se realizan durante algunas semanas y luego de discontinúan.

“Es un circo que están haciendo ahora que casi matan a un chofer. El problema que tenemos en esta parte de La Matanza es la droga. Si no se combate el narcotráfico, la inseguridad va a seguir siendo el problema más grande que tenemos los trabajadores”, expresó al Suplemento La Matanza un vecino del barrio Lasalle de González Catán.El hombre, que es empleado de una fábrica ubicada sobre Ruta 3 a la altura de Virrey del Pino, conoce los movimientos de la zona y puede describir el drama de miles de matanceros que necesitan el transporte público para llegar a su trabajo.

<CD>“Tengo muchos compañeros que se toman un remis para volver a la casa. Lo pagan entre cuatro y les sale más barato. Otros, que no tienen la misma oportunidad, viajan en colectivo sin nada de valor encima, únicamente la SUBE y un poco de plata por las dudas. El celular no lo llevan, porque saben que es lo primero que les piden cuando se suben ladrones”, explicó y, luego, agregó: “Algunos vuelven caminando y también los asaltan. Así estamos en La Matanza”.

<CD>Para el vecino, la causa de esta problemática es el consumo de drogas: “Los vecinos de los barrios Lasalle y Las Casitas nos cansamos de denunciar el narcotráfico en la villa de Los Paraguayos. De ahí salen todos los pibes desesperados a robar. Sobre Ruta 3 y Ruta 21 no podes quedarte más de 5 minutos en una parada de colectivo porque te asaltan. Necesitamos que hagan algo”, sentenció el vecino en diálogo con este medio.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados