Los grandes destacados de una Copa del Mundo que quedará en la historia por sus sorpresas

Francia: El equipo dirigido por Didier Deschamps supo imponer el talento de sus futbolistas sobre la inexperiencia de la mayoría. En un plantel con tan solo cinco jugadores que pasan los 30 años, y solo tres de ellos con una cantidad importante de minutos en cancha, los jóvenes dieron la talla. Sumados a la generación intermedia, ya perfilan a su seleccionado como uno de los candidatos a ganar la Copa en Qatar.

Los galos no brillaron en la primera ronda, pero clasificaron en el primer lugar del Grupo C sin pasar sobresaltos y a partir de ahí se vio lo mejor.

¿Las claves?: El buen nivel de Hugo Lloris en el arco, una defensa firme y la contención incansable de N'Golo Kanté en el mediocampo permitieron que, en ofensiva, Paul Pogba pudiera soltarse para generar juego, y que Kylian Mbappé y Antoine Griezmann desequilibraran en los últimos metros.

Croacia: Los balcánicos llegaron a Rusia como candidatos a clasificar segundos del Grupo D detrás de Argentina, pero terminaron ganando sus tres encuentros (goleada al combinado albiceleste incluida) y cayeron del lado del cuadro más accesible de la competencia.

A partir de octavos, comandados por su capitán y emblema futbolístico, Luka Modric, tuvieron el temple y la fortaleza física necesarios para atravesar tres juegos con tiempo suplementario e imponerse siempre en las definiciones por penales.

LEA MÁS:

El entrenador Zlatko Dalic logró darle un buen respaldo de conjunto al buen potencial que tiene del medio hacia adelante, con Ivan Rakitic como socio de Modric y Ante Rebic, Ivan Perisic y Mario Mandzukic para lastimar.

Más meritorio fue el trabajo de Dalic teniendo en cuenta que se hizo cargo del equipo en octubre de 2017 para la última fecha de las Eliminatorias frente a Ucrania, con la obligación de ganar para alcanzar el Repechaje. No solo lo logró, sino que además pasó con facilidad a Grecia en la repesca.

Bélgica: El belga es un caso ejemplar de trabajo y planificación en el fútbol. Con un modelo de trabajo que comenzó luego de la Eurocopa del 2000 que incluyó un cambio en la educación de sus jóvenes hacia una mentalidad ofensiva, en este Mundial se comenzaron a ver los resultados concretos.

El español Roberto Martínez tan solo cambió la línea de cuatro en el fondo por una con tres hombres para hacer ancho al equipo con los carrileros, y adelante aprovechó a los mejores exponentes de la mejor generación de la historia de su país Eden Hazard y Kevin De Bruyne.

Acompañados por un plantel en el que todos tienen claro qué hacer, ellos fueron los encargados de abastecer a Romelo Lukaku, un centrodelantero tan veloz y potente como efectivo para definir.

LEA MÁS:

Eden Hazard: Admirador confeso de Román Riquelme, el estilo de la gran figura belga en la Copa del Mundo no tiene muchos puntos de comparación. Veloz y gambeteador, ha desequilibrado en el mano a mano cada vez que se lo propuso en los siete partidos que jugó.

Luka Modric: Fue la usina futbolística de un seleccionado que llegó a lo mejor de su historia. Desde su talento, se hizo dueño de la pelota en los momentos en los que su equipo más lo necesitó, y no perdió la claridad mental ni siquiera en los partidos que fueron a tiempo suplementario, cuando el cuerpo comienza a pasar factura.

Kylian Mbappé: Tiene tan solo 19 años y un presente que hace imaginar un futuro en el olimpo de los grandes jugadores de la historia. La mayor muestra la dio en la victoria francesa sobre Argentina, cuando convirtió dos goles y le hicieron un penal, en una jugada en la que superó incluso la velocidad del recordman mundial Usain Bolt.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados