La escena under argentina se reinventa cada fin de semana para subsistir, y para no depender de las productoras o compañías. Y en la acción, se demuestra que el cambio de paradigma en la producción de shows es posible.

Hoy en la cultura recitalera argenta, muchísimos artistas emergentes han tomado el camino de la autogestión para crear sus propias alternativas, empujar el circuito donde se mueven, hacer sus discos o lo que sea para no depender de nadie.

Gracias a las herramientas que la tecnología puso a mano de todos, a las ideas, responsabilidad, dedicación, conocimiento que estar los lugares donde se respira música y late a un ritmo intenso, y al trabajar lo que se genera tanto en la calle y las redes, la escena under se reinventa cada fin de semana.

21125173_10159181107765557_1490511125_o.jpg
<p>En imagen, Los Antiguos en Niceto - Santi Sombra. Foto: Los Antiguos - Santi Sombra</p>

En imagen, Los Antiguos en Niceto - Santi Sombra. Foto: Los Antiguos - Santi Sombra

En las calles argentinas, hay bocha de artistas independientes que se cansaron de los bolicheros o productores nefastos que no son vivos, sino avivados o directamente inconscientes que no saben lo que hacen, y decidieron tomar el mango por la sartén para hacerse las cosas ellos mismos, sin la necesidad de ser empleado de las compañías (algunos acceden a este circulo vicioso por cómodos, por buscar la más fácil), y agrupándose con otros colegas o con productores que saben tratar bien al músico. Así la única dependencia es el trabajo sobre lo que se proyecta.

El ¡Hazlo tu mismo! –que se fortaleció con el movimiento hardcore y punk en los 90’- es la bandera que hoy sostienen día a día muchas bandas, artistas de otras expresiones y/o amantes de la música que se ponen la camiseta y salen a la cancha formando un equipo de laburo –atrás de los músicos hay muchas personas que trabajan a la par y comen por esto, como managers, asistentes, sonidistas, iluminadores, fotógrafos, diseñadores, serigrafistas, responsable de puerta, stands, imprentas, seguridad, etc- para realizar eventos o ciclos autogestionados que funcionan y que le sirva a todas las partes.

PEZ.jpg
<p>Pez, otro ejemplo de independencia. Foto: PEZ - Facebook Pez</p>

Pez, otro ejemplo de independencia. Foto: PEZ - Facebook Pez

Con diferentes modos, lugares, espectáculos y llegada, pero en la escena musical under argentina hay un sin fin de propuestas artísticas geniales, súper profesionales y creadas por locos que laburan como verdaderos obreros para lograr ese merecido reconocimiento de artista-trabajador, y tener un real control de lo que se genera –sea pérdida o ganancia-.

Aunque a muchos no les parezca lo contrario, en todo fin de semana que transcurre, hay eventos autogestionados por artistas que reivindican y sostienen la cultura, y al rock y sus raíces como cultura. Y estas creaciones independientes demuestran que es un buena alternativa.

Al que piense lo contrario, solo hay que invitarlo a que salga el fin de semana de la cueva que genera las redes sociales o la fiaca del trajín del sistema para que lo compruebe por sí mismo. Para que vean cómo trabajan, y lo difícil que es autogestionarse.

POSEIDOTICA3 .jpg
<p>Poseidótica.</p>

Poseidótica.

Al artista emergente que construye todo lo suyo –shows, discos, difusión, merchandising o lo que sea- le cuesta a horrores afrontar cada apuesta. Así como hay muchas libertades, hay otras tantas dificultades en este camino.

Por ejemplo existen muchos lugares que no confían en la movida que se le propone o no les interesa directamente, y al no trabajarla en conjunto con el artista a división de porcentaje de puerta, manejan costos altos para el alquilar sus salas. Oh casualidad, este tipo de sitios desinteresados, generalmente -por no decir nunca- no “empuja” en la promoción de la fecha de ese artista emergente que le da trabajo.

Por suerte para la existencia del movimiento, no todos son caníbales aprovechadores de ilusiones. Hay muchos lugares interesados en la cultura del rock y sus raíces, que se comprometen y permiten trabajar a los artistas emergentes sus fechas con arreglos decentes. Ya sea a la "vieja escuela" del 70 para el artista y 30 para el boliche (que además trabaja la barra) o cualquier otro tipo de división de porcentaje que le sirva a todas las partes.

ASur Oculto.jpg
<p>Sur Oculto de Córdoba. Foto: Sur Oculto - Seba Mischia.</p>

Sur Oculto de Córdoba. Foto: Sur Oculto - Seba Mischia.

Otro de las dificultades que además genera inestabilidad en las movidas, es el tremendo tsunami de propuestas artísticas que hay dando vueltas. Y acá ya no pasa por artistas emergentes, sino que este punto afecta a todo el mundo que produce música.

Para que se enteren los que alguna vez dijeron que el rock argentino estaba muerto, viernes, sábado y domingo hay unos bandones tocando y con propuestas muy buenas. El tema es que al haber muchos eventos, muchos se pisan el día, y al espectador no le queda otra que elegir: ¿a dónde voy?

Además, los que no están metidos a pleno en el tema, muchas veces no se enteran porque los medios masivos de prensa -radiales, televisivos, y gráficos- no respaldan al movimiento emergente como se merece sino que reflejan lo que el mainstream les digita.

Otra de las razones de la inestabilidad reinante en producciones musicales es la escasez de billete en la gente. Y claro que esto afecta a todos los involucrados en el mundo música, ya sean emergentes o movidas de grandes productoras.

Ojo, no es algo que solo se ve reflejado en las boleterías de las diferentes salas de concierto o arte, sino que se ve en todos los rubros, desde Buenos Aires a la Quiaca. Aunque sea triste: ¿Cuántos espectáculos se han bajado por poco movimiento de tickets? Muchos.

Against.jpg
<p>Against. Foto: Against - Facebook Against.</p>

Against. Foto: Against - Facebook Against.

La entrada o ticket la da un “merecido” valor al artista y al evento producido. Y en la escena under argentina, por lo flaca que están las billeteras de los pibes que van a los shows, los costos son bajos y no acordes a la talla de espectáculo que se ofrece.

Por eso el público también debe tener esto en cuenta y comprometerse a valorar al artista en los shows, y no solo por las redes sociales. Apoyar es estar ahí y si el bolsillo puede, pagar esa entrada que representa la fuerza de trabajo de muchos involucrados. Lean bien los que manguean siempre pases “free” a las bandas chicas, tomen consciencia de lo todo lo que hay y que se hace detrás de un reci.

Valoremos a los artistas independientes argentinos que deciden autogestionarse e intentan independizarse. Ahí está el vuelco, la transmutación. Hoy el cambio de paradigma en la producción de shows es posible.

Noise 4.jpg
Foto: Avernal - Sebas Michia.
Foto: Avernal - Sebas Michia.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados