Los cuarteles locales participarán de la medida de fuerza que se realizará mañana en todo el país y que incluye un abrazo simbólico al Congreso.

Diferentes cuerpos de Bomberos Voluntarios de la región se sumarán este jueves al "Abrazo al Congreso" de la nación y "Sirenazo", que se llevará a cabo a las 10.30 en todo el país, en reclamo por el atraso del gobierno en el pago del subsidio a los cuarteles, que -según aseguraron- "pone en riesgo el normal funcionamiento del servicio público de seguridad siniestral".

La medida es impulsada por la mesa ejecutiva del Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios de la República Argentina, quien resolvió declararse en estado de alerta, "en defensa de los recursos que sostienen al Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios".

"Nos sumamos al Abrazo Simbólico al Congreso y toque de sirena durante 1 minuto en todos los cuarteles de Bomberos Voluntarios de la Argentina, quienes nos encontramos en estado de alerta y movilización. Reclamamos por nuestros derechos ante el Estado, para que se nos pague lo adeudado y que no se modifique la Ley 25.054", afirmaron desde el cuerpo de Bomberos Voluntarios de Villa Ballester.

En ese orden, el presidente de la Comisión Directiva de los Bomberos Voluntarios de San Martín, Félix Valdivielso, sostuvo que "las autoridades hasta el momento no han hecho el aporte correspondiente que las compañías de seguros recaudan en todas las pólizas para los bomberos. Han hecho una retención de fondos. Se hizo un pedido en la Cámara de Diputados que todavía no fue contestado por el Ejecutivo nacional. Necesitamos esos fondos en forma urgente, porque no solamente nos quieren recortar el 40 por ciento del subsidio con respecto al año pasado, sino que este año no hemos cobrado nada".

Mil cuarteles

Según se informó, los casi mil cuarteles de Bomberos Voluntarios de todo el país dependen de un esquema de subsidios oficiales destinados exclusivamente a la adquisición de equipamiento.

De acuerdo con lo que establece la Ley nacional 25.054, el sistema se solventa con una cuenta de recaudación en la que se deposita el 5 por mil de lo que todas las compañías aseguradoras recaudan en concepto de pólizas contra incendios.

Ese dinero es retenido por la Superintendencia de Seguros de la Nación, que trimestralmente lo remite a la cartera de Hacienda, que a su vez lo transfiere a Seguridad para que a través de la Secretaría de Protección Civil lo distribuya por partes iguales ente todos los cuarteles.

Al respecto, Ricardo Demonte, tesorero de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Ituzaingó, manifestó que "el Estado debe más de 40 millones de pesos del 2016, 147 millones del 2017 y, para el presupuesto de este año, que calculábamos de acuerdo a información de la Superintendencia de Seguros, que iban a ser 1400 millones, hay alrededor de 900 millones, que las compañías aportaron, pero que el Estado está reteniendo".

"Esta situación -agregó- nos afecta ya que muchos cuarteles, sobre todo del interior del país, dependen exclusivamente del subsidio nacional. Esto hace que se reduzcan los gastos. Y el combustible hay que ponérselo a las unidades porque sino no pueden funcionar, y el equipamiento de los bomberos hay que tratar de tenerlo por todos los medios".

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados