Alquilaban la casa que resultó destruida por el fuego, y ahora Mariel y Omar buscan otra vivienda donde vivir junto a sus tres chiquitos, de 3, 5 y 10 años, por lo que recurren a la ayuda de la comunidad.

Mariel Garnica y Omar Espíndola, junto a sus cuatros hijos Jonás (3), Ian (5), Thiago (10) y Nicolás (21), son una familia humilde y trabajadora de Loma Hermosa, distrito de Tres de Febrero. El 26 de septiembre, entre las 2.30 y 3 de la madrugada, un incendio destruyó completamente su vivienda de la calle Congreso 8539, donde alquilaban desde hacía dos años. Para reponerse de las pérdidas materiales, los damnificados se encuentran actualmente solicitando la ayuda de la comunidad a fin de encontrar una casa donde reubicarse y comenzar de nuevo a levantar su hogar.

Omar Espíndola, el jefe de familia, de profesión camionero, que padeció la tragedia, contó al Suplemento El Noroeste: "Se nos quemó todo, no quedó nada. Ahora estamos durmiendo en un comedor muy chiquito de la casa de una tía en Villa Libertad, en el partido de San Martín. Estamos buscando de forma urgente una casita porque tenemos tres nenes chiquitos. La ayuda más grande que tendríamos es poder encontrar una casa para alquilar".

La casa donde vivía la familia Espíndola tenía dos habitaciones, cocina, comedor y patio. La noche del siniestro, los vecinos de Loma Hermosa se encontraban durmiendo. A las 2.30 de la madrugada, Mariel Garnica escuchó ruidos y se despertó. Cuando se levantó de la cama a ver qué sucedía, observó como el fuego comenzaba a destruir parte de su vivenda.

En ese instante, la mujer despertó a su marido e inmediatamente fueron en busca de sus hijos para llevarlos fuera del inmueble. "No tuvimos tiempo de nada, se quemó todo. La casa estaba construida con mucho machimbre, mucha madera, y por eso el fuego prendió tan rápido. Cuando llegaron los bomberos, la primera autobomba que vino no tenía agua. Hasta que cargaron agua y vinieron, se terminó quemando todo", relató Mariel.

Consultados por las causas que originaron el incendio, los Espíndola manifestaron que sus sospechas están dirigidas a un desperfecto en el calefón, que en los días previos al hecho venía funcionando mal.

"Dentro de lo que fue la tragedia, por suerte a nosotros no nos pasó nada y no tuvimos que ser hospitalizados. Mi marido entró un par de veces a la casa y sólo pudo salvar los documentos. Fue una desgracia con suerte", expresó Garnica.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados