La ordenanza aprobada por el Concejo Deliberante incluye campañas de concientización y capacitación de las fuerzas de seguridad que intervendrán ante las denuncias.

El Concejo Deliberante de Hurlingham aprobó por unanimidad una Ordenanza para prevenir y sancionar el acoso verbal o físico a mujeres en lugares públicos, que incluye campañas de concientización sobre dicha problemática en las instituciones educativas del partido, así como capacitaciones a las fuerzas de seguridad del distrito que tomen intervención cuando se realicen las denuncias pertinentes.

La iniciativa, impulsada por la concejala de Unidad Ciudadana-Frente Para la Victoria, Cecilia Sáenz, busca castigar el hostigamiento, maltrato o intimidación a las mujeres -o quienes se perciban como tal, basados en su condición de género, identidad y orientación sexual-, que afecten en general la dignidad, la libertad, el libre tránsito y el derecho a la integridad física o moral.

Y quienes comentan acoso, serán sancionados con 2 a 10 días de trabajo de utilidad pública y asistencia a cursos de concientización.

"El proyecto en sí está pensado para poner en eje dos cuestiones: en primer lugar, la importancia de tener instancias de concientización y sensibilización en las escuelas primarias y secundarias de Hurlingham, porque somos conscientes que son los jóvenes quienes tienen contacto con el acoso callejero cada vez desde más temprana edad", explicó a este medio Cecilia Sáenz.

"En segundo lugar -agregó la edil-, hacemos foco en una sanción punitiva, herramienta a la que lamentablemente tenemos que recurrir ya que hay una gran parte de la sociedad que no asume la problemática del acoso callejero como una instancia de violencia de género, y es de esta forma, la única manera en la que pueden reflexionar y cambiar esas conductas que tanto tiempo tuvieron naturalizadas".

Según se indicó, la ordenanza surgió como resultado de un trabajo en conjunto llevado a cabo con la Asociación Acción Respeto: por una calle libre de acoso, y con el Frente de Mujeres de Nuevo Encuentro Hurlingham.

Asimismo, la idea consideró el precedente de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires,que en el 2016, a través de la Ley 1.472, incorporó al código contravencional la figura de acoso en espacios públicos.

A partir de ahora, quienes acosen a mujeres en lugares públicos o privados de acceso público del partido de Hurlingham, serán sancionados -siempre que el hecho no constituya delito- con 2 a 10 días de trabajo de utilidad pública y asistencia a cursos de concientización sobre Políticas de Género y Derechos Humanos.

"En la ordenanza que llevamos adelante, las conductas que consideramos dentro del acoso callejero son: comentarios directos o indirectos no consentidos; fotografías o grabaciones no consentidas; contacto físico indebido o no consentido; persecución o arrinconamiento; masturbación o exhibicionismo, gestos obscenos, u otras expresiones", señaló la concejala de Unidad Ciudadana-Frente Para la Victoria Cecilia Sáenz.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados