Si bien ante Banfield se generaron varias situaciones de gol, la caída en el primer partido del semestre significó pulir más el funcionamiento del equipo para el partido del lunes ante San Martín, en San Juan.

Si bien todavía son nueve los puntos que lo separan del último equipo que hoy estaría descendiendo, la imagen de ver a Tigre como el primero de los equipos que están asegurando su permanencia es muy fuerte. La derrota sobe la hora de local ante Banfield confirmó la ineficacia que viene acompañando al equipo de Victoria desde el período preparatorio y es el correlato de una situación que por ahora no parece tener solución. El equipo generó varias situaciones de gol como para que la realidad fuese distinta, pero los palos y un par de intervenciones notables del arquero Arboleda le impidieron al Matador llevarse algo de su propio estadio y agravó la situación. Y ahora se viene otro partido difícil, ante San Martín, en San Juan, el lunes a las 21.15

Habrá que ver si la inserción de algunos de los nuevos, puede mejorar en algo no el rendimiento, ya que Tigre genera varias ocasiones de gol en cada partido, sino para mejorar los números no solamente en lo que respecta a esta temporada, sino para la próxima, en caso de obtener el objetivo de la permanencia en la categoría. Ante el equipo sureño, hicieron su presentación solamente los retornados defensores Ignacio Canuto y Diego Sosa y el volante Sebastián Prediger y fundamentalmente, todas las expectativas están puestas en lo que pueda dar Diego “Cachete” Morales como generados de juego, ante la lesión que sufrió Walter Montillo.

Ejerciendo uno de los roles principales en su función de entrenador, el Lobo Ledesma apeló mantener el optimismo: “Hay que analizar detenidamente qué nos faltó para ganar ante Banfield, ya que hubo varias cosas positivas”. Pero enseguida lanzó la voz de alerta: “hay que empezar a ganar. Pero confiamos en nosotros mismos y creemos que este es el camino” al tiempo que no se mostró atado a ningún esquema: “puede cambiar el esquema, pero la idea sigue siendo la misma”.

Una buena, ante la ausencia de un referente como el Patito Martín Galmarini, que no podrá estar durante casi todo el desarrollo de la Superliga otro de los experimentados, el zaguero Juan Carlos Blengio, el histórico capitán de los ascensos, ya se está entrenando a la par de los compañeros. La presencia de este tipo de jugadores se torna fundamental, en este momento tan particular que está viviendo el Matador, (el promedio bajó s 1,179) la más difícil desde que ascendió hace diez años a Primera División.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados