El emblemático director técnico repasó su larga trayectoria en el fútbol durante una jornada en el barrio que lo vio crecer antes de lograr el título de la Copa del Mundo de 1978.

Volvió a caminar los viejos adoquines de sus calles escondidas y la cada vez más populosa avenida Caseros; volvió a encontrarse con la gente, su gente; y volvió a sonreír por cada pintada en forma de Globo. Volvió al barrio, sin dudas; el barrio que lo vio alcanzar la gloria en 1973 y le posibilitó lanzarse hacia la fama eterna y mundial con la celeste y blanca, en 1978. Sí, César Luis Menotti regresó a Parque Patricios y, como siempre, dio cátedra. Por una iniciativa de la dirigencia del Círculo Patricios, un club recuperado y tradicional de la zona, el Flaco brindó hace algunos días una simple “charla de fútbol”, tan simple que dejó enseñanzas que en pocos lugares se encuentran. Pero claro, en cada instante de la jornada se respiró Huracán. Porque, qué duda cabe, Menotti es sinónimo de Huracán y no sólo de selección argentina. Tanto es así que el salón en donde tuvo lugar la iniciativa, rápidamente, se llenó de quemeros.

La idea se le ocurrió a Néstor Varone, presidente del Círculo Patricios, y era tan simple como novedosa para los tiempos que corren: que Menotti regrese al barrio y vuelva a tener contacto con la gente, sin prensa voraz de por medio. Como si estuviera en su casa, claro. Casi dos horas duró la charla del ex entrenador campeón del mundo con el seleccionado nacional. Se emocionó hasta las lágrimas en el inicio y se dedicó a tocar varios temas después. Arrancó con un simple “no sé qué les puedo decir” y terminó hablando de tácticas y estrategias, con una crítica con altura hacia quiénes priorizan eso por sobre el juego en sí: “No me vengan con los números telefónicos... Pelé en su momento le apostó un millón de dólares a los periodistas para que le puedan demostrar, como decían ellos, que Brasil del 70 jugaba 4-4-2. Yo digo como decía Di Stéfano...jugamos 1-10”.

El Globo, claro, estuvo presente casi de principio a fin. “Me gusta el Huracán actual, es un equipo sólido, está jugando muy bien. No soy amigo del técnico (Gustavo Alfaro, quien en varias ocasiones halagó a Menotti) pero lo conozco y está haciendo un buen equipo”, expresó, para luego recordar cómo jugaba el suyo, el dueño del Metropolitano 1973: “En ese equipo no era necesario que yo estuviera en la cancha. El jueves, después del último ensayo, ya sabía lo que iba a pasar el domingo. Eran grandísimos jugadores”. También dejó varias frases para colgar en cuadrito: “El 95% de los jugadores de Primera no sabe jugar al fútbol. Tienen la pelota y no saben qué hacer, entonces la llevan a ver qué pasa. íY no pasa nada!...Si te dan la pelota no sabés qué hacer, lo mejor es devolvérsela al que te la dio”; o “Escucho cada cosa de los periodistas... Uno dice ‘yo no le hubiera pegado al primer palo’... íNo!... Vos no le hubieras pegado ni le vas a pegar nunca ni al primero ni al segundo palo... Vos, en todo caso, explicame por qué le pegó al primero palo”. Y advertido de la presencia de varios chicos de las inferiores del Globo en el lugar, los mira y les dice: “Llegar a Primera no es fácil, pero si llegan tienen que seguir aprendiendo. Y se aprende en el trabajo con el técnico, no en los partidos. Cuidado con las tentaciones, con los amigos del campeón. Y sepan que cuando se pongan una camiseta, ustedes van a estar representando a un montón de tipos, no sólo a ustedes y al club”.

Aparece también un video de su discípulo y también ídolo quemero, Angel Cappa, que en 2009 se quedó a las puertas de la gloria con un equipo de sello menottista, y desde la pantalla le dice al Flaco: “Le hacemos este homenaje desde el cariño y al reconocimiento al Maestro. En barrios como éste, nació y nace todo el día nuestro fútbol. César recuperó la importancia del juego, el cual tiene un valor fundamental”. El Flaco se retira entre más aplausos y más lágrimas emocionadas. Lo ve pasar Marcos Díaz, el símbolo del Huracán de hoy, que no quiso perderse la charla. Y él se va, caminando rodeado de amigos y vecinos, a comerse una pizza en la esquina, como en los viejos tiempos. Menotti había pegado la vuelta al barrio.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados