Las víctimas son Lilian Noemí Godoy, de 46 años y docente de Música, y su hija Selene, de 4 años. Por el ataque la policía detuvo en la casa de las víctimas a Rubén Alcides Soto, quien había ido a reparar un lavarropas

Con una pala la mató a golpes e intentó asesinar a su pequeña hija, de cuatro años. También para cometer el femicidio utilizó una cuchilla y ante los gritos de auxilio de las víctimas, los vecinos lograron atrapar al homicida, con todas sus ropas ensangrentadas. Si bien trascendió que el crimen lo había cometido una ex pareja de la víctima y sobre este sujeto pesaba una orden de restricción de acercamiento por antecedentes violentos en esa relación, luego se indicó que se trataba de un service de electrodomésticos, que había concurrido a esa vivienda de la ciudad entrerriana de Concordia a reparar un lavarropas.

El crimen de Lilian Noemí Godoy, de 46 años y docente de Música, generó una enorme conmoción y cientos de personas se movilizaron anoche en la plaza céntrica de Concordia para exclamar por #NiUnaMenos e insistir en que se declare la emergencia nacional en violencia de género, al mismo tiempo que se sigue de cerca la evolución del estado de salud de la pequeña Selene, quien se encuentra internada en la sala de terapia intensiva pediátrica del hospital Masvernat en estado crítico.

Mientras familiares, compañeros de trabajo y allegados a la víctima acusaban al sindicado femicida, al que identificaron como Rubén Alcides Soto (25), el comisario mayor Jorge Cancio, a cargo de la Jefatura Departamental Concordia, dio la "versión oficial" de lo sucedido, manifestando que los efectivos del Comando Radioelétrico fueron alertados de "un problema familiar" en la vivienda de las calles Musetti y Mario Gato.

"Cuando llegaron los policías fueron atendidos por un hombre que presentaba unos golpes en el rostro y manchas similares a sangre en la ropa. Este manifestó que no pasaba nada, que estaba todo tranquilo, pero se lo demoró y al entrar a la casa, se encontraron los cuerpos de la mujer tirada en el piso, ya agonizando, y su hija herida adentro del baño", sostuvo el comisario Cancio, abonando la hipótesis de que "el sospechoso había sido contactado por Facebook para hacer un service a domicilio para arreglar un lavarropas". En la escena del crimen se incautó una pala, un cuchillo y otros objetos que habrían sito utilizados por Soto en el ataque a la docente.

ADEMÁS:

Una mujer murió por los golpes que recibió en un hogar evangelista

Instituto Próvolo de Mendoza: suspendieron el juicio hasta la semana próxima

También el jefe policial indicó que este joven "no tendría antecedentes penales y se está averiguando que si había alguna relación anterior al hecho entre víctima y victimario", cuando, en primer momento, se apuntó a la existencia de un expediente por episodios de violencia de género y que, por ende, no solo se conocerían, sino que se registró un conflicto que derivó en que se establezca una perimetral.

Además, se dijo que la hija de Soto, una niña de seis años, habría sido testigo presencial del hecho, pues habría acompañado a su papá al service para arreglar el lavarropas de Lilian Godoy. Los vecinos fueron los que acercaron ese dato a los investigadores, pues vieron al joven entrar con la nena a la casa y que se había quedado jugando en la vereda con la nena de la víctima, de donde luego partieron los gritos desesperados de la docente cuando era atacada por el ahora detenido.

En medio de expresiones de dolor, en la Escuela Nro. 9 "Juan María Gutiérrez", en la que dictaba clases como profesora de música, escribieron en la página de la red social Facebook que "esta comunidad educativa eleva una plegaria, acompaña y abraza con profundo dolor a la familia de la docente Lilian Godoy, quien falleció trágicamente. También pedimos por la pronta recuperación de su hijita Selene que se encuentran en grave estado. Gracias Lilian por el tiempo y dedicación que nos brindaste a todos los integrantes de la institución. Te deseamos un eterno descanso y que brille para vos la luz que no tiene fin".

Este martes, desde las primeras horas de la tarde comenzaron a ser velados los restos de la mujer, que serán inhumados este miércoles en el cementerio local, al mismo tiempo que se organizó una movilización hacia la plaza 25 de Mayo de Concordia para exigir que se haga justicia. "Queremos también acompañar a sus familiares y las comunidades educativas donde Lilian trabajaba, sin dejar de solidarizarnos con su pequeña hija que está peleando por su vida, también Víctima de Violencia", indicaron los sindicatos docentes que formularon la convocatoria, junto a colectivos feministas y organizaciones sociales.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados