Un solitario ladrón concretó un audaz robo en un banco. Sacó número para las cajas y cuando lo atendieron intimidó al empleado, que le dio el dinero. Se fue caminando sin despertar sospechas.

"Dame todo el dinero que tengo una bomba". El solitario ladrón ingresó a una sucursal bancaria del barrio porteño de Barracas simulando ser un cliente y cuando llamaron a su número, se acercó a la caja y le entregó la nota con esa leyenda al empleado. Ante el asombro de quien lo atendía, le dijo "quedate tranquilo" y le fue entregada una suma, estimada en 80.000 pesos, con la que escapó caminando, sin levantar sospechas entre los presentes. Una vez que el personal policial fue advertido del robo, el asaltante no pudo ser localizado, aunque toda la secuencia del particular episodio quedó registrada en las cámaras de seguridad y ahora se procura identificarlo.

Todo ocurrió ayer en horas del mediodía en el BBVA de la avenida Martín García y Jovellanos, en Barracas, cuando el hombre entró, sacó su turno para la zona de cajas y una vez que debían atenderlo, sin efectuar ningún movimiento extraño, apoyó una bolsa contra la ventanilla y le mostró al cajero el papel que decía: "Dame todo el dinero que tengo una bomba".

Según trascendió, en el interior de esa bolsa había un objeto con forma de tubo que simulaba ser un explosivo casero y luego de mostrárselo al empleado bancario, le expresó: "Quedate tranquilo". Entonces, el cajero le entregó todos los billetes que tenía, un monto cercano a los 80.000, de acuerdo a un primer arqueo.

En pocos segundos, una vez que tuvo el dinero en su poder, el ladrón salió caminando de manera "normal" y al llegar a la calle tomó por Jovellanos y se alejó rápidamente. Casi al mismo, el cajero accionó la alarma silenciosa y dio aviso a la titular de la sucursal, una gerente que contó lo sucedido a un efectivo de la Policía de la Ciudad que estaba de consigna en la zona, pero que no advirtió nada extraño. El ladrón ya estaba demasiado lejos.

En relación a la amenaza de bomba, se convocó a la Brigada de Explosivos, mientras se vivieron momentos de cierta tensión en la evacuación de la sucursal bancaria. De todas maneras, tras el corte de tránsito en la zona y las medidas de prevención del caso, los peritos establecieron que se trató de una falsa bomba y que simplemente, era un envase cilíndrico de un artículo de limpieza.

Los efectivos de la Policía de la Ciudad trabajaron revisando las cámaras de seguridad de la sucursal y del barrio, para poder determinar los movimientos previos y posteriores del audaz ladrón, que actuó a cara descubierta. Los empleados y algunos clientes brindaron su testimonio, coincidiendo en que nadie sospechó que iba a cometer el robo que terminó concretando.

ADEMÁS:

Dos balazos de motochorros para asesinar a un policía

Investigan la muerte de un joven que fue encontrado ahogado en el Paraná

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados