Antes de dormir a un guardia con somníferos en una empanada, el depravado recurrió a una intrincada metodología de seducción, engañando y manipulando a todos. Detalles de una increíble historia.

Desde hace ocho días, el contador y cruel violador serial Walter Brawton se encuentra prófugo de la Justicia, con pedido de captura nacional e internacional. Su fuga fue planeada al detalle, durante meses, aprovechándose de las evidentes debilidades del sistema. Logró que lo cambien de una cárcel de máxima seguridad a otra de mediana, sedujo a una mujer casada para lograr dinero y apoyo logístico, se respaldó en la enfermedad de su madre para que lo dejen visitarla, "emocionó" a un juez con una carta para que le siga autorizando el permiso y finalmente "durmió" con somníferos a un guardia para escapar.

La historia de su escape puede recibir sin problemas el adjetivo de "cinematográfico", pero también es un resumen de un esquema judicial, legislativo y penitenciario que permite libertades transitorias y polémicas con cierta facilidad a personas altamente peligrosas. "Es aberrante esta situación. Estamos en alerta porque Brawton es un monstruo, que puede volver a atacar en cualquier momento. De hecho, hay una mujer en riesgo ahora, a quien manipuló y que está desaparecida", dijo Alicia Angiono, titular de Madres y Familiares de Víctimas (Mafavi).

Es que el violador, condenado en 2009 a cumplir 38 años de prisión por nueve ataques sexuales (siete consumados y dos en grado de tentativa), logró seducir a una mujer casada para que, a escondidas de su marido, presuntamente venda una propiedad por un valor de 80.000 dólares, le robe el documento de identidad y lo ayude en el escape, que se concretó el sábado 17 de agosto. Nada se sabe de ella desde entonces.

El "capítulo" de la amante es apenas una parte del plan maestro ideado por Brawton. También fue clave su "excelente comportamiento" en las dos unidades penitenciarias en las que estuvo. En la primera, la Unidad 30 de General Alvear, de máxima seguridad, hizo tan bien las cosas que cuando pidió el traslado a una cárcel de mediana seguridad (la 39, de Ituzaingó), nadie en la Justicia opuso resistencia. Sí, en cambio, intentaron resistir el traslado las autoridades de la cárcel, que alertaron sobre la inconveniencia de tener alojado allí a una persona condenada por delitos tan graves. Igualmente, venció el "expediente intachable" del contador. Ese fue, en agosto de 2011, el primer gran paso hacia la anticipada libertad.

Luego, ya instalado en la cárcel de la zona Oeste del Conurbano, el depredador sexual (a sus víctimas las elegía jóvenes, incluso menores) tejió relaciones con personal penitenciario y población carcelaria. Se convirtió en uno de los más respetados internos. En ese marco, comenzó a insistir para que le permitan visitar a su madre enferma, domiciliada en Mariano Acosta.

"Comenzó diciendo que la mujer, de 70 años, era hipertensa. Hay una carta de agradecimiento muy emotiva, enviada al magistrado Humberto González, por permitirle las salidas de visita a su madre. Le cuenta del abrazo largo que se dieron, de la alegría de la mujer, de lo importante que era para él ese beneficio. Verdaderamente para llorar. El detalle que no tuvieron en cuenta es que estaba escrita de puño y letra por un sanguinario violador", dijo Angiono.

Esa confianza que le tenían a Brawton permitió que el sábado 17, cuando fue a visitar a su mamá, sólo se quedara con él de custodia un efectivo del Servicio Penitenciario, el mismo que aceptó unas empanadas y gaseosa, tras lo cual se quedó profundamente dormido. "Lo último que recuerdo es la imagen difusa de Brawton con su pareja alejándose", dijo el efectivo ante el fiscal Carlos Oviedo, de la UFI 5 de Morón, que intenta seguir los pasos del abusador.

El pedido de captura se amplió a Interpol, ante la sospecha de que Brawton haya cruzado las fronteras del país. Las medidas que el fiscal solicitó se resguardan para proteger la pesquisa. "La indignación de las víctimas es total. No lo entienden, no lo aceptan. Sabemos que lo están buscando con esmero. Pedimos el máximo compromiso para su captura. Porque de seguir prófugo, una vez instalado en algún lugar, su pulsión destructiva volverá", dijo Angiono.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados