Las armas de al menos 8 policías serán periciadas como parte de la investigación del homicidio ocurrido en Martín Coronado. Además 4 efectivos del Comando de Patrullas de Tres de Febrero fueron separados de sus funciones

Cuatro efectivos del Comando de Patrullas de Tres de Febrero fueron separados de sus funciones, como principales sospechosos de haber participado del asesinato del joven Diego Cagliero, en un episodio de gatillo facil, que se pretendió difundir como una muerte, en el marco de una persecución a una banda que había concretado un robo en un supermercado de la localidad de Martín Coronado. Además, las armas de al menos ocho policías serán sometidas a peritajes, ante la presunción que fueron utilizadas en este irregular procedimiento.

Tras la versión oficial, emitida por la Municipalidad de Tres de Febrero y viralizar un video de las cámaras de seguridad de la comuna, la familia de la víctima denunció que se trato de un caso de violencia institucional, donde un grupo de uniformados lo había ejecutado de un balazo, la investigación fue avanzando en otro sentido.

Ahora, se conoció que el auditor general de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, Guillermo Berra, dispuso iniciar un sumario interno para evaluar la conducta de los oficiales subayudantes Gonzalo Martín Juárez y Julián Roberto Juncal, el oficial subinspector Sergio Darío Montenegro y el oficial Rodrigo César Exequiel Canstatt.

En los cuatro casos se los separó "preventivamente de sus funciones", al mismo tiempo que la fiscal a cargo del caso reúne elementos para determinar si tuvieron responsabilidad penal en el crimen de Cagliero (de 30 años), del que participaron al menos otros seis efectivos, aunque en las imágenes se observa que son muchos más los que integran la brigada que llevó adelante el operativo.

ADEMÁS:

Una mujer estará al frente de la capacitación de la fuerza

Detuvieron a un joven e investigan si se relaciona con el pediatra del Garrahan

Por otra parte, Adriana García, madre del joven, mantuvo un encuentro con el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, a quien le pidieron el esclarecimiento del hecho, al que no dudaron en calificar como de "gatillo fácil". Si bien la reunión fue "cordial", la mujer insistió en que le exigieron al funcionario "que se pueda saber realmente qué pasó con Diego. Todos están implicados y todos deben ser investigados hasta el final".

"El ministro Ritondo nos aseguró que van a llegar hasta el final de la investigación, que van a seguir de cerca la causa desde lo judicial y que sabremos realmente lo que pasó. Ya sabíamos que iban a separar a cuatro policías y los iban a imputar, pero creo que eso se debería haber hecho desde el primer día", agregó Adriana García, quien dijo que "los policías que actuaron en el hecho fueron cerca de quince".

Además, consideró "desagradable" las fotos difundidas de su hijo tirado muerto en el lugar, ampliamente difundidas por los medios de comunicación aportadas por "voceros oficiales" y aseguró que va a seguir "hasta el final" para saber quiénes mataron a su hijo para "saber toda la verdad".

La fiscal Gabriela Disnan, titular de la Unidad Funcional de Instrucción Nro. 5 de San Martín, tiene por acreditado que el 19 de mayo un grupo de ocho jóvenes llegó en una camioneta con el logo de la empresa Aysa al supermercado "Día %" ubicado en Perón al 7300 de Martín Coronado. Seis de esos muchachos agarraron hamburguesas y bebidas alcohólicas y se quisieron ir sin pagar del local, lo que generó en la vereda una discusión con el personal de seguridad del comercio, por lo que descartaron parte de la mercadería, pero se llevaron las botellas.

Siempre de acuerdo a esta hipótesis, cuestionada por los familiares de la víctima, desde el comercio dieron aviso al 911 y así se montó un operativo cerrojo y una persecución que culminó cuando varios patrulleros de la comisaría 5ta y del Comando de Patrullas de Tres de Febrero interceptaron la camioneta a unas 17 cuadras, en la esquina de Campo de Mayo y avenida Márquez.

Los policías aseguraron que escucharon disparos y los repelieron con tiros, uno de los cuales le dio en el pecho a Cagliero. No obstante, la fiscal investiga si se efectuó ese supuesto primer balazo desde la camioneta que alegan los efectivos o si fue un tiro de otro agente que estaba del otro lado de donde venía la persecución. En las imágenes, se observa a más de 20 uniformados rodeando el vehículo, disparando en un operativo, del tipo comando, mientras los ocupantes de la camioneta bajan con los brazos en alto, aunque en su interior, Diego Cagliero ya estaba muerto.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados