Se trata del cura Carlos José y la denuncia fue presentada el 6 de abril pasado en la UFI 14 de San Martín, caratulada de "abuso simple y gravemente ultrajante", según afirmó el fiscal Marcelo Lopargo quien agregó que este delito "tiene un mínimo de 8 años de prisión". Antes, en 2009, la familia de una de las víctimas había realizado la denuncia en el Diócesis de San Martín, aunque allí intentaron ocultar la situación. Las chicas, cuando eran menores, iban al mismo colegio pero no se conocían.

"El primer abuso fue en la pileta de un campamento. Tenía 10 o 12 años. Me agarraba de abajo y me tocaba. Cuando me iba a confesar me hacía sentar en sus piernas y tocaba mis zonas", denunció Mailin Gobbo, hoy mayor de edad, que asistió al colegio San Francisco Javier, de Caseros. "Los mayores recuerdos son de los 10 años. El cura vino a casa hasta que yo tenía 21 años, era amigo de la familia", agregó. Consultada sobre cómo fue recordando todo lo que había vivido, Mailin dijo: "supe a los 21, 22 años lo que me estaba pasando. Fue en terapia, con un ejercicio que me hicieron hacer. Imaginé que iba a entrar a una cocina, pero ingresé a un sótano. Luego relacioné que era el sótano de la iglesia, que estaba atrás del altar. Allí me llevaba el cura. El cura era Carlos José".

También habló la madre de Mailin. "Cuando nos enteramos lo fuimos a buscar y él me dijo "cómo puedo hacer para remediar esto. No lo negó. El decía que no hacía nada y al mismo tiempo pedía perdón". También dijo que su hija "iba al psicólogo y al psiquiatra y hasta quiso suicidarse. El obispo luego lo defiende".

Mailin hizo la denuncia ante el obispo de San Martín, monseñor Guillermo Rodríguez-Melgarejo (actual presidente de Cultura y Fe del Obispado), quien, según Mailin "me dijo que la gracia de Dios me iba a sanar, Que no siguiera divulgándolo. Luego me dijeron que llegó la sanción del Papa. Quise creer que las sanciones se estaban cumpliendo, pero no. Lo único que se cumplió fue que no tuviera una iglesia a cargo. Él era párroco de la iglesia de La Merced y al lado había un colegio. Dos curas que compartían la habitación con él también lo denunciaron ante el obispo". Yasmín, en el otro testimonio, aseguró que el cura "me agarraba, cuando me enseñaba a nadar y por debajo del agua me manoseaba".

Eduardo González es el vicario de la Diócesis de San Martín y mano derecha de Melgarejo. Consultado por el canal TN intentó explicar "hay varias personas que mencionaron ser abusadas. De estas denuncias nos enteramos hace dos meses", dijo. Y confirmó que "Carlos José está con cautelar hace más de un año, tiene que vivir con un grupo de sacerdotes y tiene acciones muy limitadas". González fue grabado por Mailin y Yasmín, hablando del tema aunque ahora dijo "no tengo el recuerdo sobre el caso".

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados