En las últimas horas se reveló que el criminal que trabajaba para la organización terrorista, y que acaba de ser extraditado recientemente por las autoridades brasileñas, tiene un vínculo sanguíneo con dos traficantes condenados por la Justicia catamarqueña

En 2018, tras infringir la Ley Nacional de Estupefacientes, el Tribunal Oral Federal de Catamarca condenó a los hermanos sirios Fadel y Barakat Barakat a la pena de 12 años de prisión. Para los jueces, ambos resultaron partícipes necesarios de un engranaje ilegal para la producción y estiramiento de cocaína.

“(Delito) agravado por haber intervenido tres o más personas organizadas para cometer en concurso real con el delito de almacenamiento de materias primas para la fabricación de estupefacientes en calidad de coautor”, señalaron.

Después de ese veredicto parecía que la familia Barakat no volvería a ser noticia. Sin embargo, en las últimas horas, el diario El Ancasti rebeló que Assad Ahmad Barakat, extraditado por Brasil ya que sería quién lidera Hezbollah en la Triple Frontera, sería hermano de los condenados.

Según fuentes vinculadas a la investigación, el pasado viernes, el Puente Internacional de la Amistad, en Ciudad del Este, Paraguay, sirvió para que Brasil le entregara a Paraguay al delincuente. Barakat, cuya extradición fue autorizada este año por el Supremo Tribunal Federal (STF), estaba preso desde septiembre de 2019 en las celdas de la Superintendencia Regional de la Policía Federal en la sureña ciudad de Curitiba, capital del estado de Paraná.

El prontuario del libanés es extenso: fue detenido en septiembre de 2018 en la ciudad brasileña de Foz do Iguazú, en la triple frontera, por el crimen de falsificación de documento y fue extraditado debido a que en su contra había una orden de captura internacional expedida por la Interpol desde Paraguay, informó la Policía Federal brasileña.

Pese a las diferentes acusaciones en su contra, el libanés sólo fue detenido en Brasil y extraditado a Paraguay con base en el proceso que le abrió la Justicia paraguaya por falsificación de documento.

Esto se debió a que el libanés obtuvo nacionalidad paraguaya en 1989, que le fue retirada por orden de la Corte Suprema en 2007, lo que no le impidió renovar irregularmente su pasaporte como ciudadano de Paraguay en abril de 2018.

De acuerdo con informes de inteligencia de Estados Unidos citados por la prensa paraguaya, el libanés está vinculado al llamado "Clan Barakat", integrado presuntamente por libaneses sospechosos de blanqueo de capitales y de financiación a Hizbulá.

Según tales informes, Barakat lidera una organización criminal de lavado de dinero desde su centro de operaciones en una galería ubicada en Ciudad del Este, la segunda urbe de Paraguay e igualmente en la triple frontera.

La Unidad de Información Financiera (UIF) de Paraguay ordenó hace dos años congelar bienes y dinero de miembros de dicho clan por su supuesta relación con delitos de contrabando, falsificación de dinero y documentos, extorsión, tráfico de estupefacientes, tráfico de armas, lavado de activos y financiación del terrorismo.

ADEMÁS:

EE.UU. y China cruzan acusaciones por el cierre del consulado de Houston

Recogieron más de 420 cadáveres de la calle la semana pasada

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados