POPULAR conversó con referentes de diferentes partidos. Araceli Ferreyra, Silvia Lospennato, Romina del Plá y Cecilia Moreau opinan sobre el aborto en Argentina y su tratamiento este año en el parlamento

El reclamo de las mujeres y las personas gestantes por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito en Argentina data de hace más de 40 años. Una lucha que surgió de la mano de las militantes feministas y que se materializó en los primeros Encuentros Nacionales de Mujeres.

En 2018, once mujeres y un hombre se pusieron al hombro el proyecto de despenalización del aborto en el Congreso, a pesar de pertenecer a diferentes partidos y tener sus diferencias: el grupo fue conocido como "diputadas sororas" (aunque algunas de ellas no son legisladoras). Está integrado por: Brenda Austin (UCR), Victoria Donda (Libres del Sur), Mayra Mendoza (FpV), Silvia Lospennato (PRO), Araceli Ferreyra (FpV), Karina Banfi (UCR), Daniel Lipovetsky (PRO), Carolina Moises (PJ), Malena Galmarini (Frente Renovador) y Cecilia Moreau (Frente Renovador).

Luego de un intenso debate público que duró al rededor de cuatro meses, con 770 exposiciones de especialistas, el proyecto obtuvo la media sanción en la Cámara de Diputados en una sesión histórica por 129 votos a favor, 125 en contra y 1 abstención. Al cabo de un mes, fue rechazado en el Senado con 38 votos en contra y 31 a favor.

Embed

“El debate del año pasado fue el resultado de un acumulado. Desde que el primer proyecto lo fuimos tratando en Comisiones, primero en la de Legislación Penal y luego en las de Salud y Derechos Humanos. Gracias al tratamiento de la Ley de Fertilización Asistida, del cual se desprende que el embrión no es persona, se abrió la discusión de la legalización”, explicó a POPULAR la diputada nacional Araceli Ferreyra.

“Lo importante del año pasado es que pudimos demostrar que tenemos argumentos de derechos, científicos y de diversidad, y del otro lado sólo conocimiento producido por instituciones confesionales, como la UCA y la Iglesia, que atrasan años. Por eso la marea verde se hizo tan importante”, resaltó la funcionaria.

Por su parte, Romina Del Plá, diputada nacional por la Provincia de Buenos Aires (Partido Obrero), expresó: “Formamos parte de este movimiento de lucha desde hace muchísimo tiempo. Y venimos denunciando de manera sistemática el sometimiento de los gobiernos y de los partidos mayoritarios y patronales a las iglesias”.

ADEMÁS:

#AbortoLegal | Presentarán el proyecto de ley IVE con modificaciones

Y agregó: “Es por esto que Diputados le dio media sanción a un proyecto que es necesario por el medio millón de abortos al año que se realizan en la clandestinidad y de mujeres que mueren, frente a la evidencia de que no se aplica la ley de aborto por causales, y sin embargo, los mismos grupos políticos en el Senado se encargaron de darle los votos negativos para que el proyecto no saliera”.

En ese contexto, la diputada Silvia Lospennato (PRO), quien conmovió con su discurso durante el debate en la Cámara Baja, aseguró: “Sin la decisión política del presidente Mauricio Macri el debate no se hubiera habilitado en el Congreso Nacional. Y los cuatro presidentes de comisiones de Cambiemos, aún estando en contra, lo pusieron en tratamiento y no impidieron ni obstaculizaron un debate imprescindible que nos debíamos como sociedad”.

En ese sentido, consideró: “Para mí fue el debate más abierto, plural, participativo e intenso desde el retorno de la democracia”.

La diputada Cecilia Moreau (Frente Renovador), remarcó: “La legalización del aborto es un anhelo que personalmente persigo hace años. Considero que es una ampliación de derechos para las mujeres al extender el derecho a la libertad de decidir sobre nuestro propio cuerpo, y es igualador ya que hoy para algunas mujeres sólo se trata de un problema ginecológico, en tanto que para otras es la condena a la clandestinidad que muchas veces las lleva a poner en grave riesgo su salud”.

lospennato.jpg

Sin embargo, las expectativas para que este proyecto sea tratado nuevamente en el Congreso este año no son alentadoras.

Si bien Ferreyra espera que “este año se sumen más compañeros que en aquel momento tuvieron miedo”, ya que “hubo legisladores que estaban a favor pero no se animaron porque sufrieron muchas presiones de los grupos fundamentalistas que los apretaron desde los púlpitos de las iglesias y campañas sobre su familia y sus hijos. "Pasó en Diputados y en el Senado. Tengo la expectativa de que logremos que esos sectores nos acompañen y tener una votación similar o mayor a la del año pasado”, completó.

Tanto el oficialismo como el Frente Renovador no creen que el tratamiento este año modifique el resultado del 2018. “No creo que haya avances porque es la misma composición de la Cámara de Senadores que rechazó la propuesta, pero igual hay que seguir presentando la iniciativa y reclamando por lo que creemos justo para las mujeres”, aseguró Lospennato.

Moreau, por su parte, declaró: “Ya no hay dudas que el tema llegó para quedarse, y que más temprano que tarde el aborto legal será ley. Dependerá del recambio legislativo, sobre todo en el Senado”.

Para la izquierda, el cuadro de situación es muy complejo. “No hay ninguna voluntad de los partidos de mayor representación en las cámaras de sentarse a tratar este tema. De hecho, no termina de anunciarse una candidatura con Alberto Fernández a la cabeza y él, que había declarado que era favorable al derecho al aborto, ya declaró que no es partidario de avanzar rápidamente en la legalización porque es un tema que divide a la sociedad. O sea, es partidario que se sigan muriendo las mujeres”.

Por eso, Del Plá apunta: “Tenemos una subordinación brutal y entendemos que ante la posibilidad de que haya una negativa a tratar este tema, tenemos que reclamar una consulta popular vinculante para que sea la población la que decida. Creo que las expectativas son negativas desde la voluntad, pero no significa que no obliguemos al Congreso a tratarlo como resultado de una enorme movilización”.

romina del pla.jpg

El debate instalado

La diputada del Movimiento Evita, cuyo primer proyecto como funcionaria fue el del aborto en 2012, considera que este año estuvo marcado por el caso de las menores que quedaron embarazadas producto de abusos sexuales y a quienes se les negó el acceso a la interrupción legal del embarazo (ILE).

“La nena de Tucumán llegó pidiendo 'quiero que me saquen esto que el viejo me metió adentro', acompañada por la mamá. Antes de este debate, ni la mamá la hubiera acompañado ni la nena hubiera tenido la posibilidad de emitir una decisión. Hubiera tenido que ser madre sin ningún tipo de cuestionamiento, como pasa en mi provincia (Corrientes)”, expresó Ferreyra.

Ante esta situación, rescata: “Aún una nena sumida en la pobreza, vulnerable, que no tiene la posibilidad que tenemos nosotros de conocer los derechos, sin información, pudo decir lo que quería para ella. Ese es el resultado del empoderamiento de la marea verde”. Sin embargo, para ella “el Estado fracasó porque no la pudo proteger al realizarle una cesárea prematura”.

Y aclara: “Si apelamos a las diferencias de clase, seguramente si la nena tenía plata hubiera abortado en buenas condiciones y ni nos hubiéramos enterado, y los grupos Pro-Vida no se hubieran metido”.

Por otro lado, si bien también el Congreso falló en el tratamiento de la modificación de la Ley de Educación Sexual Integral, asegura que el debate por el aborto legal “fue mucho más allá a pesar de haber sido derrotados en el resultado legislativo”.

araceli ferreyra.jpg

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados