En un encuentro celebrado en UPCN, Alberto Fernández recibió el respaldo de numerosos dirigentes cegetistas. Rechazó que vaya a avanzar con una reforma previsional o laboral. Las críticas a Kicillof

Frente a la convocatoria a las principales espadas del consejo directivo de la CGT que realizó Alberto Fernández, candidato presidencial del Frente de Todos, en el gobierno evitaron cuestionar el encuentro y remarcaron que continúa el "diálogo" con la conducción de la central obrera.

En la Rosada argumentaron que el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, se encontraba en Santa Fe para participar de la cumbre del Mercosur, pero remarcaron que el funcionario mantiene con la CGT "un diálogo habitual" y que por ahora no hay convocada una nueva reunión de la mesa tripartita bajo el paraguas de la OIT, que tuvo su última cita a principios de julio, que logre atraer a los principales gremialistas.

Lo cierto es que ayer la sede de la calle Moreno de UPCN fue escenario de un almuerzo en el que el anfitrión, Andrés Rodríguez, recibió al candidato presidencial de la alianza del PJ nacional con el kirchnerismo. La convocatoria fue exitosa porque reunió a referentes de buena sintonía con el macrismo, como Gerardo Martínez (UOCRA) o José Luis Lingieri (Obras Sanitarias y quien fue parte de la organización de la reunión).

También estuvieron presentes los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer y Carlos Acuña, y Amadeo Genta (Municipales porteños), Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento y CATT), Sergio Sasia (Unión Ferroviaria), Roberto Fernández (UTA), Omar Viviani (Taxistas), entre otros. Acompañaron al ex jefe de Gabinete el gobernador tucumano, Juan Manzur, también armador del encuentro, y Fernando "Chino" Navarro, referente del Movimiento Evita.

Los asistentes degustaron un almuerzo consistente en panqueques de salmón de ahumado, sobre guacamole y tomates cherries, como entrada; solomillo de cerdo relleno con vegetales, de plato principal, y cremoso de limón con crema de avellanas con crocante de frutos secos, de postre, todo bien regado con vino.

Un testigo del encuentro dijo a este medio que hubo un apoyo mayoritario a la candidatura presidencial del Frente de Todos y, al ser consultado sobre la presencia de dirigentes cercanos al oficialismo, chicaneó: "Mirá que la reunión se hizo en UPCN", al sugerir la buena relación entre Rodríguez y la Casa Rosada.

ADEMÁS:

Sandleris: "La inflación sigue alta pero está bajando"

Ingresaron otros US$5385 millones del quinto desembolso del FMI

De todos modos, en el consejo directivo de la calle Azopardo hay algunos dirigentes que apoyan a candidatura de Roberto Lavagna, como Schmid o los barrionuevistas como Acuña. "Cuánta gente de Lavagna", los sorprendió Fernández al sentarse a la mesa.

En este sentido, Antonio Caló (UOM), también presente ayer, contó a radio Nacional que "no conozco a ningún compañero que se identifique como que apoya a la fórmula de este gobierno, pero eso no quita que alguno por abajo haya dado el apoyo".

Según se pudo saber, durante el encuentro los dirigentes le consultaron a Fernández si en un eventual gobierno iba a avanzar con la reforma laboral y previsional que tanto desea el actual Ejecutivo. "Las rechazó y dijo que tampoco iba a cambiar la ley de asociaciones sindicales. Sobre Ganancias dijo que no podía prometer nada", remarcó una fuente sindical atenta al antiguo conflicto entre la central de Azopardo y Cristina Kirchner sobre el alcance del tributo.

Un tema tabú que se trató también fueron las críticas que viene recibiendo, por lo bajo, desde usinas del peronismo la candidatura a gobernador de Axel Kiciloff por el Frente de Todos. "Deslizó que a él tampoco lo convencía y que su gente lo resistía", agregó la fuente sindical que reconoció las críticas dirigidas al economista de varios colegas.

El taxista Omar Viviani, por su parte, señaló que "fue una excelente reunión, entre compañeros, donde se le planteó al candidato la inquietud de la dirigencia sindical: desocupación, bajos salarios y el avance sobre los convenios colectivos. Se le solicitó a Fernández la formación de un Consejo Económico y Social integrado por trabajadores, empresarios y estado", y admitió que "coincidimos en que en Argentina el problema no son los salarios de los trabajadores sino que el mercado interno está totalmente paralizado".

Una de las plantas afectadas por la crisis es la de General Motors de Rosario. En las últimas horas hubo declaraciones del secretario general de SMATA regional, Marcelo Barros, pero desde la automotriz aclararon ayer que hay "un diálogo permanente con las autoridades de SMATA: se acordó que, desde el 18 de junio y hasta el 29 de julio, el Complejo Automotor de Alvear en Santa Fe realizaría una parada de producción con el fin de otorgar 15 días de vacaciones y los 30 días restantes ocuparlos para la adecuación de la línea de producción de Planta para avanzar en la continuidad del plan de inversión de GM por 300 millones de dólares, anunciada a fin de 2017. Este acuerdo se mantuvo desde inicios de junio sin modificaciones".

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados