A la ministra de Capital Humano no le gusta dar entrevistas. Aunque trabajó en los medios de comunicación, no es de los funcionarios que se exponen ante las cámaras. Tal vez por eso, en medio de la polémica que surgió en torno a las demoras para el reparto de alimentos para comedores y merenderos, Sandra Pettovello optó por mandar un comunicado escrito. Allí la funcionaria reconoce que algunos de sus funcionarios cometieron un “mal desempeño” de sus funciones, y anuncia que ordenó al Ejército salir a distribuir los alimentos que hoy están guardados en los depósitos de Tafí del Valle (Tucumán) y Villa Martelli, en Vicente López, y que vencen en las próximas semanas.

La decisión llegó apenas unas horas después de que el dirigente socia Juan Grabois denunciara que el Ministerio de Capital Humano tenía 300.000 kilos de leche en polvo sin repartir a comedores que vencen en julio.

“Hay en los galpones del gobierno no cinco sino seis mil toneladas de alimentos; para colmo hay 339.867 kg de leche en polvo que rinden 2.718.936 litros de leche líquida que se vencen en julio y todavía no presentaron el cronograma de entrega. En total hay 924.970 kilos de leche. ¡Repartan la comida, sinvergüenzas!”, escribió Juan Grabois en la red social X.

Desde el Ministerio de Capital Humano —rápidos de reflejos— salieron a darle la razón sin nombrarlo. Pero, lo más importante, tomaron cartas en el asunto y ordenaron repartir los alimentos. Tras reconocer que el origen de todo fueron denuncias que recibieron desde fuera del organismo.

“A raíz de una información recibida sobre el estado y fechas de vencimiento de determinados productos adquiridos por el gobierno anterior, se ha llevado a cabo una auditoría y se ha decidido limitar las competencias de los funcionarios y empleados responsables que, por mal desempeño en sus tareas, no han realizado un control permanente de stock y de vencimiento de mercadería”, detalla el comunicado publicado ayer por el Ministerio de Capital Humano. Y agrega: “Se pone en marcha un protocolo para la entrega inmediata de los alimentos de próximo vencimiento por medio del Ejército Argentino para garantizar una logística rápida y eficiente”.

El escándalo se cobró una víctima. Alguna cabeza tenía que rodar. Y fue la de Pablo de la Torre, quien ya no cumple funciones en el Ministerio de Capital Humano. Pero el funcionario desplazado de su cargo no es uno más. De la Torre era una suerte de viceministro de Pettovello, aunque formalmente su cargo era el de secretario de Niñez y Familia.

Hermano del ex intendente de San Miguel y actual senador provincial (por Juntos por el Cambio), Joaquín de la Torre, Pablo de la Torre es médico pediatra y presidente de la Asociación Civil Concordia. Según indicaron desde San Miguel, siempre estuvo vinculado a los temas sociales, sobre todo desde la creación de los Centros de Desarrollo Infanto Familiares.

Aunque desde las organizaciones sociales lo señalan a De la Torre como el responsable de que no se repartieran los alimentos, en el entorno cercano del ahora ex funcionario se mostraron sorprendidos por la decisión que tomó Pettovello.

Tras el reconocimiento de Capital Humano, Grabois insistió con hacer declaraciones en la rede social X: “Dijimos que había alimentos y había alimentos. Dijimos que se iban a vencer y se iban a vencer. Dijimos que había incumplimiento y había incumplimiento. Todo aceptado ahora por Pettovello”, escribió.

La polémica por la retención y el pedido urgente de distribución de alimentos empezó la semana pasada por una denuncia de Grabois que hablaba de "casi cinco mil toneladas de alimentos sin entregar". El lunes, el juez federal Sebastián Casanello le ordenó al Ministerio de Capital Humano que informe qué cantidad de alimentos tiene almacenados en dos depósitos de Buenos Aires y Tucumán y que elabore un plan para su distribución "de modo inmediato”. Y estableció un plazo de 72 horas para que se presente un plan de distribución inmediata de los alimentos.

Sin embargo, el Gobierno lo negó y el mismo lunes apeló la medida. “De las 5 mil toneladas que se encuentran en los galpones, el 60% —más de 3 mil toneladas— corresponden a paquetes de yerba mate pertenecientes a una contratación irregular que realizó la gestión anterior y se encuentra bajo una auditoría. Esta yerba no sólo se adquirió a través de procesos poco transparentes, sino que se trata de un producto de mala calidad", indicó el ministerio que dirige Pettovello.

Unos días después de estas declaraciones, desde el Ministerio de Capital Humano salieron a reconocer que hubo fallas en el control de stock y de vencimiento de la mercadería, ordenaron repartir con urgencia los alimentos guardados que están próximos a vencer, y le pidieron la renuncia a un funcionario.

Con ésta ya suman 15 las renuncias en el Ministerio de Capital Humano, que concentra lo que fueron las carteras de Desarrollo Social, Trabajo y Educación, y es tal vez el ministerio más grande y abarcativo de todos. Es también el ministerio que más renuncias ha tenido desde que Javier Milei es presidente. Y desde que Sandra Pettovello está al frente de ese organismo.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados