La candidata a diputada nacional por el Frente de Izquierda dialogó con POPULAR de cara a las elecciones generales del 27 de octubre y planteó cuáles serán los ejes en su agenda legislativa. Apuntó contra el Gobierno y contra el kirchnerismo

La candidata a diputada nacional por el Frente de Izquierda, Myriam Bregman, dialogó con POPULAR de cara a las elecciones generales del 27 de octubre y planteó cuáles serán los ejes en su agenda legislativa. Aborto, defensa de los derechos a las mujeres, no pago de la deuda y medio ambiente, y sus críticas al macrismo y al kirchnerismo fueron algunos de los tópicos abordados.

-¿Qué balance realiza de las elecciones PASO?

Nosotros creemos que hicimos una buena elección en un escenario que venía muy polarizado. Se demostró que la izquierda tiene un lugar ganado, ganado a base de pulmón y de militancia. Se la ha puesto mucho esfuerzo desde otras fuerzas a algunos de los candidatos, pero la verdad es que ninguno logró despegar, incluso Espert que decían que iba a sacar el 10% de los votos, se demostró que solo se mantiene porque algunos les dan espacio, pero se vio que no tiene un espacio real en la sociedad. En ese marco, la izquierda creo que hizo una buena elección con resultados un poco más elevados en algunos lugares. En el caso nuestro, en la Capital Federal hicimos una elección mejor que en elecciones anteriores.

Myriam_result4_result.jpg

-¿Esperaban una mejor elección?

Sabíamos que iba a ser una elección difícil, porque lo que primó es un voto castigo contra el macrismo producto de su desastrosa gestión. Y era obvio que en ese marco siempre se elige a quien se ve como alternativa para poder ganarle las elecciones. Son elecciones que se hiperpolarizan por ese motivo, también al ser muy presidenciales, y eso perjudica a la izquierda que siempre tiene su mejor votación en los cargos legislativos.

-¿Cómo están viviendo el último tramo de la campaña?

Para nosotros fue una campaña muy interesante, que excede a lo meramente electoral. En mi caso, estamos todavía procesando los sectores que nos apoyan y que van a volver a salir, donde fundamentalmente nos orientamos a una campaña en defensa de los derechos a las mujeres, que el año pasado estuvimos masivamente en las calles, pero este año eso quedó un poco desdibujado, así que en cada espacio que tuvimos aprovechamos para darle fortaleza a eso. También el tema del medio ambiente, que preocupa que preocupa mucho a la juventud. Hemos conseguido firmas de más de cien referentes ambientalistas que nos apoyan, porque nuestra lista ha quedado como una de las principales o la única que claramente no tiene compromiso con el agronegocio ni con la megaminería contaminante. Empezamos a cosechar un apoyo que excede a lo meramente electoral y eso lo vemos muy bien y eso lo vemos muy bien.

Myriam_result3_result.jpg

Después, obviamente en los debates, donde hubo, porque no tuvimos la posibilidad de tenerlo ya que los otros candidatos no quisieron. Pero allí donde tuvimos debate en el gobierno de la ciudad, legisladores, intendentes y el debate presidencial demostraron la importancia que tiene la izquierda en la política nacional y en los distintos ámbitos legislativos. La necesidad de que haya una izquierda fuerte en el país quedó demostrada, por eso los debates ayudan, porque muestran en un nivel mínimo y elemental de igualdad a los candidatos hablando de las mismas propuestas. Y la izquierda demostró que se destaca en cuanto a las propuestas que tiene para cada uno de los temas. Si la izquierda no está, hay temas que no se hablan.

ADEMÁS:

Nicolás Del Caño: "Muchos sectores del Frente de todos cuando tuvieron que elegir entre jubilados y bancos, eligieron a los bancos"

-¿Cuáles son los ejes temáticos de la campaña?

Nosotros vinimos insistiendo con la situación económica y social, porque nos parece que es el eje articulador de la situación que hay en la Argentina. Previo a las PASO nosotros insistíamos mucho que había que discutir eso, el acuerdo con el Fondo Monetario, y nos miraban como diciendo ‘la izquierda exagera porque no quiere pagar la deuda’. Pasaron las PASO el 9 de agosto y el 10 de agosto los llamados mercados dieron un golpe donde devaluaron el valor del peso, dispararon la inflación más de lo que venía y se demostró que verdaderamente eso era la que había que discutir: que el acuerdo con el FMI y la atadura que eso implica, sumado a la fuga de capitales, son los grandes problemas que hoy tiene que resolver la Argentina. La situación de Ecuador demostró que hay manera de que el Fondo retroceda. Hay manera de que se le gane al Fondo Monetario y es con la movilización popular, como ocurrió en Ecuador, a un costo muy alto porque el gobierno decidió reprimir esa protesta y defender las políticas del Fondo. Pero se demostró que cuando la gente se moviliza al Fondo se lo puede derrotar. Que no es inexorable esperar cómo el FMI saquea nuevamente la Argentina.

-¿Qué le pareció el debate presidencial?

No era el formato que nosotros habíamos elegido, porque nosotros habíamos hablado en las charlas previas por un formato más con intercambios, con posibilidades de cruces. Pero así todo, creo que el debate pone en un nivel mínimo y elemental de igualdad a los candidatos, lo cual es muy bueno, y creo que la izquierda tuvo una participación muy destacada. Para nosotros el tema medio ambiente es elemental, porque un lema adoptado por los partidos mayoritarios es que en Vaca Muerta está el futuro cuando Vaca Muerta es fracking, convenio laboral a la baja para sus trabajadores y destrucción del medio ambiente. Nosotros decimos que quienes eligen el extractivismo, quienes eligen la megaminería contaminante, ya tienen sus candidatos. La izquierda quiere ser candidata y representar los intereses de los que priorizan el medio ambiente y las necesidades populares. Venimos de un país dirigido con una política de seguridad de mano dura, brutal, con muertos en la protesta social, la desaparición de Santiago Maldonado, la muerte de Rafael Nahuel, represiones muy duras.

-¿Cómo podría definir al gobierno de Mauricio Macri?

Desastre. Miseria planificada. No es que les fue mal a todos bajo este gobierno. Ahora nos quieren mostrar que todos perdimos, entonces como en un gran esfuerzo todos nos sacrificamos y el país se saca adelante. Eso no es así, algunos perdieron mucho, como los trabajadores y los sectores populares, y otros ganaron, como los bancos. Cuando desde la izquierda decimos que la crisis la tienen que pagar los que la generaron, es algo muy concreto. Me parece un gobierno de miseria planificada, para que algunos ganen mucho y otros queden hundidos en la miseria.

-¿Y la gestión de Larreta que le pareció?

No escapa al esquema nacional, pero tampoco escapa al sistema de complicidades. Larreta no podría haber votado ninguna de las cosas que votó sin complicidades de sectores del peronismo en la ciudad, ni en el país Mauricio Macri. Si en el Congreso pudo votar la ley de los fondos buitres, el robo a los jubilados, fue porque sectores del peronismo en las diferentes cámaras se lo votaron y apoyaron. Y están los nombres, tanto de Pichetto, como de Lavagna y Massa. Lo peor que podemos hacer es que en cada elección renazcan de nuevo y borren su propio pasado. Acá hay que señalar la responsabilidad, porque hay gente que la pasó y la pasa muy mal por las decisiones políticas que ellos tomaron de apoyar a Macri.

-¿Qué busca siendo diputada?

Busco poder ingresar a la Cámara de Diputados para dar esas peleas que nadie da, porque se vio el año pasado alrededor de la discusión por el derecho al aborto que no es lo mismo quién ocupa una banca. Entonces, en estas elecciones donde se enfoca tanto la figura del presidente, se pierde qué pasa en las legislaturas y en los congresos, pero después cuando llegan los grandes temas nacionales, cuando se quiere bajar la edad de imputabilidad, cuando se quieren votar presupuestos a la baja a la educación, cuando se discute el derecho al aborto, cuando necesitamos discutir la violencia de género, ahí cobra un valor distinto que las bancas sean ocupadas por diputadas de la izquierda que nunca van a traicionar los intereses populares, de las mujeres y la juventud. Yo creo que cobra un valor distinto.

-En caso de asumir, de obtener la banca, ¿cuáles serían los proyectos a discutir en el mediano o largo plazo?

Tenemos muchos en carpeta, pero creo que todo lo relacionado con la defensa de los derechos a las mujeres por supuesto, y también lo del medio ambiente. Ahí la izquierda queda con una obligación superior a la de otras elecciones, porque incluso Pino Solanas, que ha tenido una destacada labor en ese tema, ahora va en la lista de Gioja, del PJ, que está manejado por los vínculos con la Barrick Gold y con toda la megaminería. Hay temas que la izquierda los tiene que asumir como responsabilidad para el próximo periodo, porque si la izquierda no los plantea muy difícil puedan estar. Y nosotros asumimos esos desafíos y sabemos escuchar qué es lo que se dice en la calle.

-¿Creés que hubo un retroceso en cuanto al caudal de votos en relación a las otras elecciones?

Creo que ninguna elección es igual a otra. No hubo un retroceso, los resultados son los mismos en un contexto muy distinto. Creo que si en el 2015 había polarización, ahora la situación es totalmente distinta. Ahora hay una enorme bronca social completamente justificada por sacar a Macri del gobierno y eso se canalizó por el Frente de Todos mayoritariamente, pero creo que la elección que hicimos es buena y esperamos a superar eso en las generales, en presidente como en legisladores.

Myriam_result_result.jpg

-¿Cree que la agenda de Alberto Fernández tiene cosas parecidas a la de Macri, en cuanto a algunos ejes temáticos?

Creo que no. En el caso de Alberto Fernández se mostró en el debate presidencial que responde mucho y muy fuerte a los dichos de Macri, pero no hizo propuestas de fondo en cada uno de los temas de cómo lo iba a hacer. El problema de ahora en más es que seguir discutiendo a Macri no tiene mucho sentido, no hay una sola encuesta que le dé posibilidad de llegar a un ballotage. Creemos que en el caso de Fernández, lo que tiene que plantear claramente, y que Nicolás (Del Caño) le exigió, es que diga en cada uno de los temas qué va a hacer, con los despidos, con las políticas que se necesitan para palear una situación social de hambre, porque se votó la ley de Emergencia Alimentaria pero no se implementa. Entonces, para mí estuvo bien lo que Nicolás Del Caño planteó, en cuanto a ver qué se va a hacer en cada uno de los temas. Yo no me puedo guiar por frases para opinar de una política, quiero saber en cada uno de los casos qué van a hacer. Me preocupan algunas reuniones. En el tema de la mujer me preocupa la reunión con los obispos, donde le exigieron que no se apruebe el aborto. En el tema de la megaminería es altamente preocupante que cuando estuvo en San Juan se reunió con todos los gerentes de las grandes multinacionales. Entonces, lo que se pide son definiciones claras.

-¿Cómo ve un hipotético gobierno de Alberto Fernández después del 10 de diciembre?

Veo un gobierno completamente signado por el FMI y por el pago de la deuda. Incluso Alberto Fernández lo dijo, en el debate le dijo a Macri que se necesitaban dólares para pagar la deuda, lo que nosotros cuestionamos. Creo que Macri deja a un país totalmente atado al Fondo Monetario con una deuda que viene siendo un castigo para el país desde la dictadura para acá, pero que cobró un volumen enorme en el peso del presupuesto nacional y que es lo que hay que discutir. Si no se discute eso, el dinero que queda para las otras políticas es insignificante. El gran peso hoy es el peso de la deuda y eso es lo que hay que discutir. Nosotros planteamos que la deuda no hay que pagarla, porque la deuda es ilegítima e ilegal, pero los que opinan que hay que pagarla como mínimo la deberían investigar. ¿Por qué tenemos que pagar lo que ganaron cuatro vivos amigos de Macri que se enriquecieron? ¿Por qué lo tiene que pagar todo el pueblo resignando políticas, y fomentando la bicicleta financiera?

-¿Cómo se preparan para el cierre de campaña?

Seguramente realizaremos un gran acto en Capital o provincia de Buenos Aires. El balance del acto en la 9 de Julio fue muy bueno, con 20000 personas en medio de la campaña electoral con todo lo que eso significa. Fue un desafío grande el que nos pusimos y tuvo amplia repercusión, precisamente porque se demostró que la izquierda es una fuerza potente en cuanto a militancia e inserción social.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados