Mientras que el juez federal porteño Sergio Torres rechazó excarcelar a Fabio Aquino, el magistrado de Corrientes, Carlos Soto Dávila, le concedió el beneficio a Mariela Terán.

El juez federal porteño Sergio Torres rechazó este lunes excarcelar al viceintendente de la localidad correntina de Itatí, Fabio Aquino, detenido el martes último como miembro de una banda narco, mientras que su par de Corrientes, Carlos Soto Dávila, en el marco de otra causa también por tráfico de marihuana, le otorgó la prisión domiciliaria a Mariela Térán, hija del apresado intendente local.

Fuentes judiciales informaron a la agencia Télam que ante esta situación, la defensa de Aquino apeló la decisión de Torres ante la Cámara Federal porteña.

De acuerdo a los voceros, el viceintendente había pedido la excarcelación el viernes, durante su indagatoria ante el magistrado en la que negó los hechos que se le imputan.

LEA MÁS:

En esa oportunidad, el juez Torres acusó a Aquino de ser el supuesto encargado de “coordinar parte de las maniobras destinadas a la movilización de los narcóticos y de oficiar a favor de los miembros de la asociación para lograr su impunidad” y de “movilizar el dinero obtenido como consecuencia del accionar delictivo para mantener su vigencia”.

Sin embargo, Aquino negó haber participado de la organización, dijo no saber si el también detenido intendente Natividad “Roger” Terán tuvo algo que ver y se distanció de su persona hasta llegar a pedir, incluso, que los enviasen a distintos lugares de detención.

Según las fuentes, todos los detenidos fueron acusados de integrar una “asociación ilícita” que se valió de la “calidad de funcionarios públicos de varios integrantes, así como también de la utilización de personas menores de edad, en orden a asegurar y facilitar la comisión de los planes delictivos”, sostuvo el juez en la imputación a la que accedió Télam.

En su casa, con pulsera electrónica

En tanto, el magistrado Carlos Soto Dávila resolvió otorgarle la prisión domiciliaria a la hija del intendente de Itatí, quien está detenida desde hace más de un mes junto a su marido, Ricardo Piris, ambos acusados de traficar marihuana a bordo de un automóvil a nombre de ella.

El abogado de la pareja, Javier Irazusta, explicó a Télam que Mariela, de 28 años y madre de dos niñas pequeñas, “estará privada de su libertad en un domicilio y deberá usar una pulsera electrónica”.

En ese sentido, el letrado indicó que la resolución judicial “se fundamenta en lo reglado por la Constitución cuando se trata de una madre con hijos menores de cinco años de edad” y remarcó que la solicitud “contó con el aval de la Fiscalía y del Juzgado de Menores”.

LEA MÁS:

“Mariela tiene dos niñas, una de dos años y medio y la otra de un año y medio, que están al cuidado de familiares, una en Itatí y la otra en la ciudad de Corrientes”, detalló el letrado.

En cuanto a Piris, el abogado manifestó que “el pedido de excarcelación fue denegado”, por lo que apelaron y ahora aguardaban la resolución de la Cámara.

Aparecen en esta nota: