El presidente Mauricio Macri encabeza la autodenominada "Marcha del millón" con la que Juntos por el Cambio apuesta a desplegar una demostración de fuerza

Mauricio Macri encabezó este sábado la autodeminada "Marcha del Millón" con la que intentó demostrar fortaleza y convencer "a los que están enojados" a fines de revertir el próximo domingo el resultado de las elecciones primarias de agosto.

Ante una multitud en el Obelisco, el Presidente candidato a ser reelecto brindó un fuerte discurso contra el peronismo -favorito a ganar los comicios definitivos- y apelar a la emoción. No hizo un mea culpa de su gestión, prometió "crecimiento, más trabajo y mejor salario para los argentinos" y, por el contrario, pidió no caer "en las promesas vacías de quienes ya nos defraudaron".

"Dijimos basta, hasta acá llegaron. Basta del dedito acusador, del atril, de la canchereada. Basta del Estado en manos de unos pocos. De los que fueron por todo, hasta por nuestra libertad", vociferó Macri, ensayando una polarización con la oposición encabezada por Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

Embed
Embed

Secundado en el escenario por su candidato a vice, Miguel Ángel Pichetto, el mandatario aseguró que "no nos vamos a quedar callados viendo cómo nos roban el futuro" y continuó su exposición con una interacción con los manifestantes, a la que pidió responder, una por una, las siguientes preguntas.

"¿Creemos que la honestidad es importante?"

"¿Creemos que la justicia debe ser independiente?"

"¿Creemos que la educación y el trabajo es el camino para progresar?"

"¿Creemos que el que gobierna tiene que estar al servicio de los ciudadanos?"

"Creemos que la plata de las obras tiene que ir a las obras y no a los bolsos de los funcionarios?"

"¿Creemos que tenemos que ser libres de pensar y poder decirlo?".

La respuesta, una por una y en el coro de la multitud, fue siempre "sí".

Acto seguido, en un breve paréntesis de un discurso que duró poco más de 20 minutos, los presentes entonaron un cántico contra Cristina Kirchner. "Que vaya presa", pidieron.

También hubo promesas

En la parte final de su exposición, Macri se dedicó a hacer promesas y arengar a "dar vuelta" la elección.

"Se viene una etapa de crecimiento, de más trabajo, de mejor salario y de más alivio para los argentinos", afirmó el líder de Juntos por el Cambio, al tiempo que pidió que "no caigamos en las promesas vacías de los que ya nos defraudaron, no caigamos en quienes destruyeron el país".

Macri puso énfasis en que "esta energía se tiene que transformar en acción" y, a los gritos, afirmó que "la primera acción es que tenemos que dar vuelta la elección".

"Les habló a aquellos que están dudando, que están todavía enojados. Necesitamos que nos acompañen", subrayó.

Tras una derrota contundente en las PASO, donde Alberto Fernández le sacó más de 15 puntos, Macri alertó: "Nos vamos a ocupar de fiscalizar".

"El domingo es la elección real y se define cómo vamos a vivir en los próximos años", destacó el presidente, quien finalizó con elogios a su ladero Pichetto y su esposa Juliana Awada.

Embed

Embed

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados