En la iniciativa conjunta entre Nación y Municipalidad removieron estructuras metálicas que se habían ubicado sobre la vía pública en zonas cercanas a dos estaciones ferroviarias.

Un fuerte operativo de control organizado entre la Nación y Municipalidad de Quilmes tuvo como saldo la clausura de una parrilla sin habilitación, quince actas de infracción labradas y el decomiso de una gran cantidad de mercadería de origen dudoso en San Francisco Solano y en las adyacencias de dos estaciones ferroviarias del distrito.

El accionar se desarrolló en el marco del proyecto municipal de recuperación del espacio público y estuvo integrado por personal de la Agencia de Fiscalización y Control local y la secretaría de Seguridad del Ministerio que encabeza Patricia Bullrich en colaboración con la Dirección Nacional de Migraciones.

La parrilla clausurada en la zona céntrica de San Francisco Solano incumplía con las normas municipales. Por ello, se le desarmó la estructura metálica dispuesta sobre la vereda que impedía el paso seguro de los peatones.Con respecto a este punto, el titular de la Agencia de Fiscalización quilmeña, Miguel Del Castillo, subrayó que el local gastronómico “había sido objeto de numerosas denuncias vecinales por peleas callejeras que generaban sus clientes, muchos de ellos alcoholizados. Además, había tomado con una estructura metálica la vereda y la gente tenía que bajar a la calle‘.

Por otro lado, en las zonas cercanas a las estaciones ferroviarias de Quilmes y San Francisco Solano se removieron estructuras metálicas que los comerciantes habían ubicado sobre la vía pública. Por eso, se labraron 15 actas de infracción en comercios, en los que se decomisó mercadería sospechosa que podría ser proveniente de circuitos ilegales: indumentaria, anteojos y artículos de cuero, entre otros elementos.

En ese marco, el funcionario informó que el operativo “fue positivo dado que se logró el efecto sorpresa, recuperándose terrenos y zonas que pertenecen a los vecinos de Quilmes y no a comerciantes que de manera imparcial y alterando el orden urbano hacen lo que quieren, infringiendo la ley”.

Este operativo se enmarca en el plan de gestión de gobierno del intendente Martiniano Molina y tuvo la colaboración del grupo apoyo departamental de la Policía de la Provincia.

El objetivo

La iniciativa busca devolverle a la ciudad un aspecto ordenado y limpio, con el objetivo de brindar a los vecinos una vía pública óptima para transitar.

“Lo importante de estos operativos es poder empezar a trabajar por cuadrículas y zonas predeterminadas, después de un análisis riguroso de las prioridades en los espacios públicos y zonas usurpadas a recuperar”, explicó el titular de la Agencia de Fiscalización y Control Comunal.

También, remarcó la importancia de los operativos en la vida cotidiana de los vecinos: “Cada acción que realice la Agencia, por más pequeña que sea, ayuda a un vecino o familia y neutraliza a quien va en contra de las normas básicas de convivencia”.

Asimismo, los controles contemplaron una fuerte campaña informativa de concientización para lograr que los comerciantes conozcan de cerca los alcances de la normativa vigente y la manera de adecuarse a la misma.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados