En menos de 20 minutos nacieron dos bebes en la seccional policial que tiene jurisdicción en la localidad de Ingeniero Allan, donde efectivos asistieron a dos mujeres que llegaron con contracciones en busca de ayuda. Se produjo un verdadero milagro con los nacimientos de Quimey Alexander y de Selene Sofía.

La Comisaría 6ª de Florencio Varela se convirtió ayer en una virtual sala de partos, luego de que una mujer con contracciones llegara junto a su marido para pedir ayuda a los oficiales de servicio, que la asistieron para que pudiera dar a luz a su hijo, una situación que se repitió 20 minutos después con otra joven que tuvo a su bebé en el mismo lugar, que también nació en perfectas condiciones de salud.

Corrían las primeras horas del Paro Nacional y la ausencia total de transporte público condujo a una pareja hasta las puertas de la seccional policial con jurisdicción en Ingeniero Allan. Eran las 4 de la madrugada cuando Yésica, de 31 años, abrió la puerta, se acercó al primer agente que vio y le pidió ayuda. Le contó que estaba embarazada de 9 meses y que tenía contracciones muy seguidas. Y al instante, luego de presentarse, rompió bolsa.

Sin margen para la duda, el jefe de turno con dos de sus ayudantes la recostaron en el piso y asistieron a la parturienta, que apenas 8 minutos después de haber cruzado la puerta de la comisaría ya había traído al mundo a un niño al que bautizaron Quimey Alexander.

Mientras Yésica atravesaba ese hermoso momento, los efectivos habían pedido refuerzos para trasladar a la flamante madre y a su hijo. Un patrullero que se dirigía a toda velocidad a la seccional se cruzó en el camino a una ambulancia y le pidieron al chofer que desvíe su camino, sin saber que a bordo había una joven con contracciones a la que estaba trasladando hasta el hospital.

El conductor de la unidad de emergencia cambió su recorrido y fue hasta la Comisaría 6ta. El médico bajó y constató que Yésica y Quimey se encontraban en perfecto estado de salud. Mientras organizaba el traslado de ambos a un nosocomio, la paciente que estaba a bordo de la ambulancia rompió bolsa.

El otro nacimiento

Érica, de 20 años, estaba a punto de parir. Entonces, el médico la hizo descender y utilizó la sede policial como sala de parto. Con ayuda de dos agentes femeninas, el especialista asistió a la joven para dar a luz a Selene Sofía, quien nació a las 4.35 am.

Posteriormente, se hizo presente otra ambulancia que trasladó a Érica y a su hija al Hospital Mi Pueblo, donde ya habían llegado Yésica con su bebé en la otra unidad. “Afortunadamente, los dos recién nacidos y sus madres se encuentran en buen estado de salud y fuera de peligro”, señaló a POPULAR el subcomisario Rubén Romero, titular de la seccional policial de Ingeniero Allan.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados