Un nuevo juicio por jurados se llevó a cabo en los Tribunales de Quilmes para debatir los hechos protagonizados en 2015 por dos hombres que mantenían una fuerte disputa por el amor de la misma mujer. Lo declararon culpable por "exceso de la legítima defensa".

Un jurado popular integrado por 12 vecinos de Quilmes decidió condenar por unanimidad a un sujeto acusado por el delito de “Homicidio en exceso de la Legítima Defensa”, a raíz de un hecho que se registró en San Francisco Solano en 2015, cuando la disputa entre dos hombres por el amor de una mujer culminó de la peor manera.

Un nuevo juicio por jurados se llevó a cabo en el Tribunal Oral Criminal N° 2 de Quilmes, en el que resultó hallado culpable Diego Vallejos, de 37 años, por el crimen de Eduardo Leonardo, de 33. Durante el proceso quedó acreditado que ambos mantenían una disputa amorosa, ya que la esposa del fallecido tenía una relación extramatrimonial con el imputado, motivo por el cual se enfrentaron a golpes de puño en varias ocasiones.

Hasta que el 19 de abril de ese año, en inmediaciones de las calles 891 y 841, los dos hombres volvieron a cruzarse en otra riña que terminó en un baño de sangre. De acuerdo a la declaración de testigos, Vallejos fue increpado, extrajo un arma y le disparó en una pierna a Leonardo, luego lo intentó atropellar con su auto pero no pudo, por lo que bajó del vehículo, se acercó a su rival -que se encontraba herido en el suelo- y lo remató de un disparo en el pecho.

Los vecinos que integraron el jurado consideraron que se trató de un “exceso en la legítima defensa”; ya que varios testigos indicaron en la jornada que, en numerosas ocasiones, el fallecido había ido a buscarlo al imputado, ahora declarado culpable. Fue el propio Vallejos quien testificó que “tenía miedo”, ya que Leonardo “se presentaba en todos lados” para atacarlo y que la noche mortal se produjo entre ambos “un forcejeo con un arma”.

Definen la pena

Tras el pronunciamiento condenatorio, el juez Félix Roumieu convocó al fiscal Sebastián Videla como a los defensores particulares, Luis Daer y Marlene Garilli a la audiencia que se llevará a cabo mañana, cuando las partes ofrecerán montos de pena que, finalmente, decidirá el magistrado.

Aparecen en esta nota: