La víctima, madre de cuatro hijos, habría sufrido el corte accidental de un vaso sanguíneo durante la cirugía, aunque todavía no entregaron el resultado de la autopsia. Preparan marcha en reclamo de justicia.

Una mujer de 46 años, madre de cuatro hijos, ingresó al quirófano de una clínica en Solano para ser operada por una hernia de disco y murió pocas horas después de la intervención, motivo por el cual sus familiares, que radicaron una denuncia por mala praxis, convocaron a una marcha en reclamo de justicia para el próximo martes por la tarde en la puerta del centro de salud.

Graciela Porsella tenía miedo de someterse a la cirugía en el Sanatorio Solano, ubicado en la calle 841 entre 895 y 897. Cuando entregó los estudios prequirúrgicos, el médico le dijo que nada le iba a ocurrir, que no corría ningún tipo de riesgo ya que se trataba de una operación sencilla.

La familia radicó la denuncia en la Comisaría 4ta. de Solano y la policía allanó el sanatorio.
La familia radicó la denuncia en la Comisaría 4ta. de Solano y la policía allanó el sanatorio.
La familia radicó la denuncia en la Comisaría 4ta. de Solano y la policía allanó el sanatorio.

El día de la cirugía, sus familiares esperaron en la sala de espera. Después de unas horas, comenzó un verdadero infierno que se extendió por casi 24 horas. "Salió el médico que la operó y nos dijo que la operación había salido bien, pero que había sufrido un sangrado y que la debían volver a operar. Tres horas más tarde la volvieron a llevar al quirófano, pero de esa intervención ya no nos dijeron mucho, nos respondían con evasivas", señaló POPULAR Yésica Porsella, hermana de la víctima.

Lo que siguió para los familiares de la paciente fue una reunión con el director del centro médico. "Nos dijo que estaba inestable y que su salud dependía únicamente de ella". "Nos dejaron pasar para estar con ella y ya parecía muerta. Estaba toda hinchada y con respirador, le salía sangre por la nariz y los oídos", detalló.

ADEMÁS:

La Escuela Secundaria Nº 3 sufrió diez amenazas de bomba

Al día siguiente, llegó la peor noticia. "Nos dijeron que ya no tenía signos vitales. No entendíamos nada", expresó Yésica. Sin dejar pasar un minuto, la familia de Porsella presentó una denuncia en la Comisaría 4ta. de San Francisco Solano. "Allanaron el sanatorio y se llevaron la historia clínica. Los policías nos dijeron que, aparentemente, mi hermana murió porque le cortaron un vaso sanguíneo. Tenemos que esperar 15 días para el resultado de la autopsia", añadió la hermana de Graciela y, por último, exclamó: "Ella buscaba una mejor calidad de vida y salió de la clínica en un cajón. Vamos a hacer una manifestación el próximo martes a las 18 frente al Sanatorio Solano porque no queremos que haya otra Graciela más".

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados