Especialistas anticiparon que habrá un cambio de cepa en el virus de la Influenza A, por lo que este invierno habrá enfermedades más graves y prolongadas. “Puede pasar tranquilamente lo que ocurrió en 2009”, advirtieron.

Autoridades sanitarias advierten que con el frío se acerca a la Argentina el brote de gripe más importante de los últimos años, por lo que instaron a la población a vacunarse y extremar precauciones para evitar la importante epidemia que se registró en 2009, cuando el virus de la Influenza A (H1N1, también conocido como gripe porcina) provocó estragos en nuestro país.

El alerta fue lanzado como consecuencia de lo ocurrido durante el último invierno en el hemisferio norte, donde la cepa H1N1, que venía predominando, dio paso a la H3N2, que produce una enfermedad más grave y prolongada que su antecesora.

Frente a este panorama, Eduardo Silvestre, Jefe del Area de Atención Espontánea del Hospital Garrahan y divulgador científico de Grupo Medihome, apuntó a que la gente se cuide más, pero también aseguró que el sistema de salud, tanto público como privado, deberá fomentar campañas de prevención y, principalmente, disponer de una mayor cantidad de camas, para hacer frente a los brotes.

“Puede pasar tranquilamente lo que ocurrió en 2009, de hecho en el hemisferio norte se superaron los casos de esa epidemia. Pero hay que entender que no es que va a ocurrir una catástrofe y la gente se va a morir, sino que tenemos que prepararnos mejor. No hay que preocuparse, hay que ocuparse”, expresó Silvestre (Matrícula Nacional 57.969) a DIARIO POPULAR.

Al explicar por qué se puede dar este combo en la Argentina, detalló: “En el hemisferio sur generalmente se replica lo que pasó durante el último invierno en el hemisferio norte. Allá el subtipo H1N1 de la Influenza A mutó en el H3N2, que produce una enfermedad más grave y más prolongada, con más posibilidad de complicaciones. De hecho, comparado con otros años, aumentaron el número de consultas, de internaciones y porcentaje de mortalidad”.

Si la gripe aparece todos los años, ¿por qué no se puede tener controlada con facilidad? Al respecto, el médico especialista reveló: “Es una enfermedad respiratoria aguda causada por el virus de la Influenza. Este virus puede causar cuadros de distinta gravedad en los humanos. Hay 3 tipos distintos de virus de la Influenza: A, B y C. El que tiene mayor capacidad para producir enfermedades serias es el tipo A. Esto se debe a que tiene 4 subtipos diferentes (H1N1, H2N2, H3N2 y H5N1), lo que hace que al sistema inmunitario le resulte más difícil reconocerlo y prepararse para eliminarlo del organismo”. Es por esto, que recomendó renovar la vacunación cada año.

Por todo esto, Silvestre instó a “prepararse de manera especial”.

“Las autoridades tienen que mantener un alerta epidemiológico, realizar campañas de vacunación y, sobre todo, como va a haber más casos de internados, hay que prepararse con más camas”, sentenció.

Y valoró: “De por sí en el sistema sanitario la disponibilidad de camas pediátricas es deficiente en épocas invernales. Se suelen internar pacientes hasta en los pasillos. Por eso hay que extremar medidas para hacer más camas, como ocurrió en el Garrahan donde se reorganizó un área administrativa”.

“Si no, la internación domiciliaria es un recurso sanitario de probada eficiencia. Si bien los enfermos que necesitan hospitalización por una enfermedad respiratoria aguda generalmente no cumplen con los requisitos para su utilización debido a su inestabilidad, su creciente desarrollo, seguramente contribuirá a liberar camas y a aumentar la disponibilidad”, resaltó.

Silvestre precisó que “en general, la gripe tiene un 2% de casos que son graves y eso no es para alarmarse. Todo lo contrario, porque implica que el 98% va a evolucionar sin complicaciones”.

No obstante, aclaró que “ataca a los dos extremos de la vida, por lo que los bebés y los mayores de 60 años, además de los enfermos crónicos, deben ser muy cuidadosos”.

“Ataca preferentemente al sistema respiratorio. Puede producir un cuadro leve (parecido a un resfriado común) o, por el contrario, desarrollar un cuadro con importante repercusión en el estado general, intensa postración y necesidad de internación. El estado inmunitario de la persona va a ser el principal determinante de la gravedad de la enfermedad”, advirtió sobre el desarrollo de la enfermedad.

Los síntomas de la gripe son los siguientes:

Fiebre alta (en general mayor de 38.5º)

Mucosidad en la nariz

Inflamación de la garganta

Tos

Ronquera

Dolor de cabeza intenso

Dolores musculares muy importantes

Escalofríos

Sudor excesivo

Pérdida del apetito

En tanto, el especialista del Garrahan pidió hacer hincapié en bebés: “Hay signos de alarma como que se agite mientras toma la teta; que tenga fiebre mayor a 38,5º, que se despierte de su sueño porque se ahoga o que aumente la frecuencia respiratoria o cardíaca. En esos casos, la consulta debe ser urgente”.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados