Matías Terrón fue asesinado en Sarandí en junio de 2016, y su familia, indignada, cuenta que llegaron tres infracciones posteriores al crimen. También hubo reclamos de otros contribuyentes en esquinas clave, con semáforos muy cortos y cámaras que no registran bien las imágenes

La llegada de multas de tránsito en los últimos meses a la casa de una familia de Sarandí no sería algo imposible, pero si se trata de Matías Terrón, asesinado en junio del año pasado por delincuentes, la cuestión ya resulta increíble. Tan increíble como la respuesta en el área de Tránsito de Avellaneda cuando su hermano, Emanuel, fue a reclamar.

Sobre el caso, Emanuel contó al multimedio En la Mira: “Hace dos meses a mi hermana le llegó una multa que describía que Matías Terrón había pasado un semáforo en rojo. Ella, de bronca, la rompió y la tiró”.

Pero como en el camino habían llegado otras dos multas con fechas posteriores al asesinato de Matías, la cuestión fue tomando vuelo. Emanuel contó: “Cuando fui a realizar el reclamo de la multa a la municipalidad, me pidieron el certificado de defunción de mi hermano. Una vergüenza”.

También consideró que “Avellaneda es una zona muy complicada. Yo me mudé hace tiempo. Hoy, no se puede parar en los semáforos a las diez de la noche. Da miedo”.

LEA MÁS:

Otros casos a la vista

Cuando el tema de las multas a Terrón comenzó a salir en las redes sociales, al Foro Vecinal de Avellaneda le llegaron otros casos, también difíciles de comprender.

Diego Aramburu narró: “Soy de la Capital y me llegó una multa del semáforo de Crucesita -Mitre y Suárez- que supuestamente cometí el 6 de febrero, a las 17.16. Lo más loco es que me fijo en la pagina del municipio y me figura otra del 4 de enero a la misma hora, exacta. Qué casualidad”. Y agregó: “También me figura una del 2015 y hace pocos renové registro y no salto nada”.

Manuel, por su parte, contó: “Soy de Quilmes y me saltaron 3 multas del año 2015: 2 por pasar en rojo por Mitre y Suárez (6.500 cada una) y otra por estacionar en Belgrano y Matanza (¿quién va a estacionar en una curva?) de 1.100. Jamás me llegó ninguna a mi casa, me enteré al hacer un trámite. En enero de 2017 no tenía ninguna, cuando hice otro informe. El nuevo slogan de Avellaneda debería decir más vivos que nunca”.

Asimismo, Marcelo, vecino de Avellaneda, comentó que “los semáforos más complicados para cruzar son los de Mitre y Suárez, Mitre y Chascomús y Mitre Supisiche. En esa esquina fue la multa de Terrón, a dos cuadras de la casa, cuando Matías hacia casi un año que lo habían asesinado. Es una barbaridad”.

Funcionaria increpada

En una reunión por seguridad convocada por la comuna de Avellaneda en Wilde donde concurrió la secretaria de área, Mónica Chirelli -precandidata a concejal-, la misma fue increpada por vecinos. Una joven madre presente aseguró: “Ya tuvimos 9 muertos en un año en Avellaneda, ¿qué me quiere explicar?”.