Pável Dúrov, fundador de Telegram, se refirió con términos lapidarios contra la app propiedad de Facebook, quien solicitó días atrás a todos sus usuarios que se descarguen la última actualización tras descubrir una grave vulnerabilidad

Un spyware diseñado por un sofisticado grupo de hackers aprovechó una vulnerabilidad en el popular programa WhatsApp para entrar subrepticiamente en docenas de celulares sin necesidad alguna de la interacción del usuario.

Pável Dúrov, fundador de Telegram, una de las principales competencias de la aplicación de Facebook, recogió el guante y sostuvo que "cada vez que WhatsApp debe corregir una vulnerabilidad crítica en su aplicación, en su lugar aparece una nueva".

El especialista escribió una columna titulada "Por qué WhatsApp nunca será seguro", donde analizó las repercusiones que tuvo la noticia vinculada con la seguridad de la app y sostuvo que "todos sus problemas de seguridad funcionan como puertas traseras".

"WhatsApp no es de código abierto, por eso un especialista de seguridad no puede verificar si hay alguna puerta trasera en su código. No solo no publica su código, sino que hace exactamente lo contrario: confunde intencionalmente los archivos binarios de sus aplicaciones para que nadie pueda examinarlos cuidadosamente", agregó.

Además, Duróv sostuvo que no es fácil diseñar aplicaciones de mensajería en EEUU y culpó al FBI al respecto: “Durante la semana que nuestro equipo pasó en EE.UU. en 2016, recibimos tres intentos de infiltración por parte del FBI. Imaginen qué pueden traer 10 años en ese entorno a una compañía basada en Estados Unidos".

ADEMÁS:

Se cayó Telegram y los memes no tardaron en llegar

WhatsApp: cómo es el spyware que vulneró a la popular aplicación

"WhatsApp tiene un historial claro: desde cero encriptación en la etapa inicial, hasta una sucesión de problemas de seguridad, adecuados para propósitos de vigilancia. No hubo un solo día en el viaje de 10 años de WhatsApp en que el servicio haya sido seguro. No es de extrañar que a los dictadores al parecer les guste WhatsApp. La falta de seguridad les permite espiar a su gente, por lo que WhatsApp sigue estando disponible libremente en lugares como Rusia o Irán, donde las autoridades prohíben Telegram", agregó.

Por último, el fundador de Telegram arremetió contra la herramienta de cifrado de WhatsApp, app que transfería mensajes como texto simple sin encriptación. "Es una locura. No solo gobiernos o 'hackers', sino también los proveedores de servicios móviles y los administradores de wifi tuvieron acceso a toda la correspondencia de WhatsApp", disparó.

"Después, los creadores de WhatsApp lo vendieron a Facebook y afirmaron que 'la confidencialidad estaba en su ADN'. Si es verdad, entonces debe ser un gen durmiente o recesivo. WhatsApp no les dijo a sus usuarios que al hacer copias de respaldo los mensajes ya no están protegidos por el cifrado de extremo a extremo. Todavía pueden ser rastreados por medio de una serie de trucos, desde el acceso a las copias de respaldo de sus contactos, hasta cambios invisibles a la clave de cifrado", sentenció.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados