viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Mundo Motor
12 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

"La discapacidad no es para dar lástima"

Carlos Saavedra
0
Comentarios
Por Carlos Saavedra


Juan María Nimo, inmovilizado en sus piernas, corrió en motos, cuatris, rally, hizo acrobacia, danzas y debutó en la Copa Bora que corre junto al TC. Un ejemplo de lucha y convicciones

La discapacidad no es para dar lástima
Foto:

El 15 de octubre de 2006 le marcó la vida; y ahí mismo entendió, a los 18 años, que ni loco podía bajar los brazos. Por eso Juan María Nimo luchó con todas sus fuerzas contra la adversidad, se centró en  su pasión, los deportes extremos, y sobre todo en las motos, cuatriciclos y los autos, y hasta hizo acrobacia y danza. 

Hace poco concretó uno de los grandes objetivos que se había planteado: subirse y correr un auto de carrera en el marco de una fecha por un campeonato argentino. Ocurrió en La Pampa,  en la Copa Bora, telonera del Turismo Carretera.

El Gato corrió con un Bora adecuado en sus comandos y llegó 18º. "Me propuse andar tranquilo, sin cometer errores y terminar, y se me dio. Me encantó la categoría, ¡los Bora van fuerte! Agradecí mucho que me hayan permitido correr y cumplir otro de mis sueños", cuenta.

"Empecé muy chico a correr en karting, a los 4 años; después pasé a las motos, cuatriciclos ¡y hasta hice danza y acrobacia! Gané campeonatos y, siendo campeón argentino de motocross, fui a correr a Chile. Ahí me accidenté. No sufrí un golpe espectacular, pero mi cuello giró para el otro lado y me produjo una lesión medular a nivel toráxico. La consecuencia fue la parálisis en mis extremidades inferiores", relata neuquino.

      Embed
banner

Hubo que operarlo, tuvo complicaciones cardiorrespiratorias. "Necesité un respirador hasta que me estabilicé y me pudieron trasladar a Neuquén; después continué con el tratamiento en el Instituto Fleni". A partir de aquel día tremendo, el Gato comenzó a mirar la vida desde otra óptica, "empecé a pensar y buscar nuevos caminos en la vida y en los deportes. Me costó, en especial manejar mis tiempos y entender que necesitaba estar bien preparado". 

Y para eso practicó esquí acuático, motocross, supercross, karting sobre asfalto y tierra, cuatriciclos y corrió en autos como rally en su zona y Monomarca Gol. "En 2009 salí subcampeón  de rally organizado por la Asociación de Volantes de Gral Roca AVGR), con un Focus de Clase A7. También he corrido en el Enduro del Verano en Villa Gesell, donde vienen pilotos de todo el mundo y salí campeón de súper enduro".

Amante de las aventuras y desafíos, José María unió Neuquén con el Obelisco en 2013 "hice más de 1200 km en silla de ruedas, tardé 18 días con 2 de descanso; mi recorrida tuvo fines solidarios, recolectamos bastones, andadores, alimentos, pañales, juguetes, fue inolvidable", recuerda.

Y planta bandera: "Siempre estuve convencido de que nada me impedía competir. Desde ya, convencer a mucha gente y más aún en nuestro país, fue duro porque existen muchos prejuicios y tabúes en relación a los discapacitados. No debería ser así, no pasa en el mundo, los discapacitados que demuestran estar aptos, practican los deportes que les apasionen".

      Embed
banner

Nimo forma parte de la movida denominada "Revolución Capacidad Diferente Sin Límites". "El objetivo ha sido cambiarle la visión a la sociedad; no me interesa que me vean como ejemplo en los deportes que practico, ni en la vida por mi discapacidad. Si me tienen que destacar, quiero que sea por mis condiciones y resultados para correr en karting, motos o en auto. Se me ha complicado convencer a los que deciden sobre qué podía correr. La discapacidad no es para dar lástima, debemos ser tenidos en cuenta por el esfuerzo y los logros que alcancemos". 

"En esto hay que cambiar la cabeza en la Argentina. Me empeñé en lograrlo, en demostrar que podía; hice  todos los deportes posibles y tratando de practicarlos lo mejor posible. Para eso me preparé muy bien en lo físico y mental, y acá estoy, para seguir dando batalla".


      Embed


Comentarios Facebook