lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
19 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Los cinco refuerzos que suenan para el San Lorenzo de Guede

0
Comentarios


Un arquero, dos defensores y dos volantes son las prioridades azulgranas. Los gustos del nuevo DT están claros y los ya le puso nombre a cada puesto. La semana que arranca será clave

Los cinco refuerzos que suenan para el San Lorenzo de Guede
Foto:

Las intenciones de Pablo Guede son distintas a las de Edgardo Bauza. Eso quedó demostrado después de los dos primeros amistosos de verano –ante Independiente, 1-1; y el clásico frente a Huracán, 1-3-. El Patón priorizaba un esquema sin tanto desgaste para sus dirigidos, mientras que el ex DT de Chicago y Palestino piensa un equipo "insoportable" para sus rivales.

En Boedo, necesitan bajar el promedio de edad y priorizar la dinámica. Jugadores de buen pie, con Néstor Ortigoza, Leandro Romagnoli, el Pitu Barrientos, Sebastián Blanco y Facundo Quignón, hay.

Después de reunirse con la dirigencia y de hacer su primer diagnóstico, Guede pretende un arquero, dos defensores y dos volantes. Y en lo que va del año, San Lorenzo sólo cerró la incorporación del defensor central colombiano Pedro Franco, en un puesto en el que el Ciclón sufrió tres bajas sensibles: Mario Yepes, Mauro Cetto y Fabricio Fontanini.

El DT se mostró conforme con la actuación de los juveniles Rodrigo Tapia y Marcos Senesi en el amistoso de verano ante Independiente, pero considera que Matías Caruzzo (único zaguero con experiencia en el puesto) necesita dos compañeros más para afrontar la triple competencia que tendrá el conjunto azulgrana en el primer semestre del año –Copa Libertadores, Campeonato y Copa Argentina-.

Los nombres que surgieron para llegar a Boedo son los del chileno Pablo Díaz y el del ex Estudiantes, Marcos Angeleri. La situación del trasandino, que pretende cruzar la Cordillera, depende de la predisposición de su club actual, el Colo Colo.

La CD del "Cacique" no tiene intenciones de desprenderse del jugador, pero se vislumbra complicada su continuidad y por eso fue en búsqueda de un central colombiano para reemplazarlo. Si se concreta la transacción, los dirigentes liberarían al jugador, de 21 años, y allanaría el pase. Guede, que conoce al futbolista tras su paso por Palestino, insiste en su contratación.

El caso del ex Pincharrata es distinto. En junio, Mambrú quedaría libre de su club actual, el Málaga de España, que no vería con malos ojos recibir una suma por el jugador de 32 años. Bernardo Romeo, manager cuervo, mantiene diálogo con las partes desde que comenzó la gestión del nuevo DT. En Boedo, son optimistas.

      Embed

Debajo de los tres palos, el entrenador tiene dos alternativas Sebastián Torrico y José Devecchi. Álvaro Montero, el juvenil colombiano, está lesionado y se prevé que la Selección de su país se lo lleve a los Juegos Olímpicos. La idea es sumar a un competidor más. Los nombres que surgieron son los de Nicolás Navarro y Adrián Gabbarini (libres) y el de Alejandro Sánchez de Nueva Chicago, que tiene una cláusula de recesión de 400 mil dólares.

      Embed

También sonó el nombre de Fernando Monetti, que es suplente en Lanús, pero que para sacarlo del Granate San Lorenzo tendría que pagar cerca de 2 millones de dólares. No se descarta la posibilidad del préstamo.

Ya en el mediocampo, Fernando Belluschi y Ezequiel Cerutti son las dos opciones que más fuerte se instalaron para completar el plantel azulgrana.

El ex Newell's y River debe solucionar su situación contractual con el Cruz Azul y el Bursaspor (Turquía). El volante apunta a quedarse con el pase en su poder, situación que le abriría las puertas al Ciclón para obtener sus servicios. La "polifuncionalidad" del jugador cabría en varios puestos del esquema "dinámico" de Guede.

En el caso del "Pocho", Estudiantes tazó el 100 por ciento del pase en 3.500.000 dólares, y la CD cuerva busca seducir a sus pares con la compra de una parte de la ficha y quedarse con un porcentaje de una posible futura venta.

Después de las primeras dos semanas de trabajo, Guede dejó en claro que no le va a temblar el pulso a la hora de implementar su sistema. Más allá de los refuerzos, San Lorenzo demostró tener buenos proyectos de inferiores, que a lo largo del semestre tendrán minutos para consolidarse en Primera. Con algunos jugadores que lleguen y el ímpetu de los juveniles, el DT tendrá el material necesario para dar batalla en todos los frentes.

¿Logrará convencer a los viejos referentes?

      Embed

Comentarios Facebook