domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
09 | 02 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Un grito agónico clasificó al Huracán de los milagros

0
Comentarios


Perdía el Globo por los goles de Quijada y Arango, y encima jugaba con diez por la roja a Mariano González, pero sobre el final apareció Mendoza para lograr el 1-2 y el gol de visitante que le dio la clasificación al Grupo 4 de la Copa Libertadores.

Un grito agónico clasificó al Huracán de los milagros
Caracas vs. Huracán - Copa Libertadores - Foto: AP
Foto:

CARACAS, Venezuela.- El Huracán de los milagros. Casi en el segundo minuto de descuento, Diego Mendoza marcó el gol que le permitió a Huracán meterse en la fase de Grupos de la Copa Libertadores. El elenco de Parque Patricios jugaba con un hombre menos por la expulsión de Mariano González, perdía 2 a 0 con el Caracas y se despedía del certamen, pero anotó el tanto que necesitaba para hacer valer el 1 a 0 de la ida y aprovechar la conquista señalada de visitante.


La obligación era del local. La ventaja que logró el Globo en el Palacio Ducó le permitía salir a jugar un poco más relajado que su rival. Consciente de que un empate le era suficiente para consumar el objetivo, no se preocupó en asumir el protagonismo.

Los dirigidos por Eduardo Domínguez se plantaron en su terreno y no le permitieron a los venezolanos manejar la pelota con comodidad. Bien parados atrás y batallando en el centro del campo, apostaron a alguna maniobra individual de Ramón Abila, y así lo sostuvo sin pasar mayores sobresaltos hasta el cierre del primer tiempo. Si bien un remate de Over García y un gol mal anulado a Robert Garcés pusieron en aprietos a Huracán, lo tenía bastante bien controlado.

Sin embargo, en la última de la etapa inicial, llegó el baldazo de agua fría para los argentinos. Rubert Quijada le metió la cabeza a un centro de Christian Flores y mandó al Caracas arriba al descanso.

En el complemento la estantería se le vino abajo al Quemero cuando Mariano González se fue expulsado y, al rato, Paulo Arango con un remate de media distancia marcaba el segundo gol que le permitía al Caracas empezar a saborear el pase a la fase final de la competencia.

Pero Domínguez encontró la fórmula de la esperanza en el banco de los suplentes. Mandó a la cancha a Ezequiel Miralles y a Diego Mendoza y, entre ellos, consumaron el milagro. Centro del primero y cabezazo del segundo para hacer posible la heroica clasificación.i

e Cuando el partido se moría, Diego Mendoza puso la cabeza y el conjunto de Parque Patricios anotó el gol que necesitaba para meterse en la fase de grupos. Pese a la derrota (1-2), festejó a lo grande en Venezuela.



Las estadísticas y el relato del partido:

      Embed



      Embed


Comentarios Facebook

Anterior Siguiente