jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Economía
10 | 02 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Control a supermercados para poder bajar los precios

0
Comentarios


El gobierno intenta colocarle un freno a la escalada inflacionaria y decidió poner en marcha dos herramientas: la información en tiempo real y el relanzamiento de la defensa de la competencia.

Control a supermercados para poder bajar los precios
Foto:

Para frenar la escalada inflacionaria y evitar abusos en cadenas supermercadistas, el Gobierno nacional retomará controles en establecimientos comerciales, que deberán informar los listados de los precios para que puedan ser comparados vía online por los clientes.

El incesante incremento en los precios de productos de consumo masivo, como el caso de la carne, puso una luz de alerta en el Gobierno no sólo por la caída en el poder adquisitivo de la gente sino porque es un argumento más para los gremios para reclamar mejoras salariales del orden del 30%.

En este contexto y con métodos similares a los aplicados por la anterior administración, el Gobierno exigirá a supermercados que informen en tiempo real sus listas de precios y así los clientes podrán elegir dónde comprar.

Además, el oficialismo alista el rearmado de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), el órgano que se ocupará de extremar controles en supermercados y otros sectores de la economía para evitar abuso de posición dominante y especulación con los precios.

La iniciativa de la gestión del presidente Mauricio Macri es fomentar la competencia como una alternativa para que las empresas compitan con mejores precios para los usuarios y consumidores.

El secretario de Comercio, Miguel Braun, regresará de México en las próximas horas y firmará la resolución que publicará el viernes en el Boletín Oficial para modificar la CNDC y ponerla operativa, después de que la administración kirchnerista la haya desactivado al quitarle funciones que le eran propias.

La CNDC estará bajo la órbita del Ministerio de Producción que conduce Francisco Cabrera y el primer paso será avanzar sobre los supermercados, que para la administración macrista es uno de los sectores con más importantes márgenes de rentabilidad.

Según un estudio de la Asociación Empleados de Comercio de Rosario, los supermercados remarcan los precios de los productos que venden en sus góndolas hasta en un 240 por ciento respecto del costo que ellos pagan a sus proveedores, lo que contribuye directamente a la inflación.

La lista de productos analizada abarca cinco rubros: almacén, fiambrería, verduras y frutas, carnes y artículos de higiene; el papel higiénico por cuatro unidades, por ejemplo, tiene una remarcación promedio del 240,44 por ciento.

Ahora, el Gobierno pondrá la lupa sobre las principales cadenas de comercialización dado que son pocas empresas y existen muchos más casos de denuncias por abuso en los precios que en otros segmentos de la cadena comercial.

El propio ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, había anticipado a principios de este mes, durante una conferencia de prensa, cuál sería la estrategia para comenzar a desandar el camino de la constante y cada vez más marcada suba en el costo de vida de los argentinos.

En las últimas horas, Prat Gay y Cabrera estuvieron conformando las designaciones de los funcionarios que ocuparán los cargos en la CNDC, que serán jugadores clave -junto al Banco Central y a otros organismos- en la búsqueda por que 2016 cierre con un indicador de inflación del 25% o inferior.

En paralelo, se pondrán en marcha un sistema de información de precios "en tiempo real" y "estrictamente controlado" a costa de multas, al que se podrá acceder vía internet y servirá de guía para los consumidores, dado que permitirá comparar valores para elegir dónde comprar.

Ese nuevo sistema de información dependerá del Director Nacional de Defensa del Consumidor, Fernando Blanco Muiño, y consistirá en que las grandes cadenas de supermercados de todo el país deberán informar obligatoriamente los precios de todos sus productos a una página web de actualización inmediata.

En caso de incumplimiento con la información, se castigará con multas de acuerdo a las sanciones previstas en las actuales leyes de Lealtad Comercial (artículo 18) y de Defensa del Consumidor (artículo 47).

"La información es poder y queremos ese poder en manos de la gente. Uno de los grandes problemas de la inflación es que perdemos referencia de precios. No sabemos cuánto sale cada cosa y el costo de ir de un mercado a otro para comparar es muy alto. Con esta herramienta, podremos comparar en forma instantánea los precios de los distintos comercios de la zona", dijeron desde el ministerio de Producción al anticipar detalles sobre el sistema de control de precios on-line.

Fuentes consultadas del Ministerio de Producción dijeron que "estamos creando un sistema electrónico de información de precios para los consumidores, que sea de fácil acceso y en tiempo real". "Vamos a poner los sistemas de monitoreo de precios al servicio de los consumidores, para que el poder de la elección esté en ellos", resaltaron los funcionarios.

La base de datos será puesta a disposición de desarrolladores de aplicaciones (apps), para generar herramientas que hagan más amigable el uso de la información. "El objetivo es generar cultura de consumo inteligente, darle el poder al ciudadano, e integrar las herramientas tecnológicas de uso masivo que posibilita hoy la penetración de la telefonía móvil y el acceso on line", dijeron.

Para Polino, los controles no resultan eficaces

El titular de Consumidores Libres, Héctor Polino, relativizó la eficacia que pueda tener el nuevo sistema para controlar los precios a través de una página web, y minimizó sus alcances por cuanto "publicar los precios en internet no garantiza que bajen, además, no todos los consumidores podrán consultarlos".

"Las cadenas de supermercados suelen publicar avisos en los diarios nacionales con precios de distintos artículos, pero cuando uno va o no los encuentra o están a un precio superior, de modo que no es ninguna garantía que se publiquen los precios por internet", afirmó Polino a Diario Popular.

"No todos los consumidores tienen acceso a internet", puntualizó Polino, y sostuvo que "eso no significa que los precios bajen".

El especialista sostuvo además que la medida anunciada resulta contradictoria con la baja de casi 200 productos de la lista de Precios Cuidados que pasó de tener 512 artículos a los 317 actuales.

Según Polino, entre las bajas figuran cortes de carne, pollo, pan, frutas, verduras, lentejas, muzzarella, helados y leche descremada.

Los super chinos piden sanciones

Una de las cámaras que representa a los supermercados chinos pidió duras sanciones para las grandes cadenas comerciales que suben los precios sin otra justificación más que la especulación.

El director ejecutivo de la Federación de Supermercados y Asociaciones Chinas de Argentina (Fesach) se quejó de los grandes supermercados y se refirió al aumento de precios que se viene registrando desde noviembre en los alimentos y consideró que el control que busca implementar el Gobierno es "una herramienta básica" para tener valores de referencia de los productos de la canasta básica.

"Las multas tienen que ser efectivas en las cadenas de supermercados, pero la Justicia tiene que actuar más rápido y se tienen que reducir las instancias administrativas", señaló.

En este sentido, celebró las medidas que anunció el Gobierno para controlar -a través del ministerio de Producción- los precios de los productos de la canasta básica.

Se trata de un sistema de información de precios "en tiempo real" y "estrictamente controlado" a costa de multas, al que se podrá acceder vía internet y servirá de guía.

      Embed



Comentarios Facebook