viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
14 | 02 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Central apabulló a Newell's en el clásico de Rosario

0
Comentarios


Marco Ruben sentenció el 2-0 con una definición exquisita por encima de Unsaín. Marcelo Larrondo había abierto el marcador en un Gigante de Arroyito repleto. La visita terminó con un hombre menos por la expulsión de Franco Escobar.

Central apabulló a Newells en el clásico de Rosario
Foto:
Central apabulló a Newells en el clásico de Rosario
Foto:
Central apabulló a Newells en el clásico de Rosario
Foto:

Paseo. El segundo tiempo de Rosario Central ante Newell's, en la victoria por 2-0 de los Canallas, fue eso: un paseo, un vendaval de ataques. Y apatía de los Leprosos, que en ningún momento entraron en juego. Marcelo Larrondo y Marco Ruben convirtieron los goles de un equipo que fue muy superior a su rival y mantiene su racha sin derrotas en el clásico desde el 2008.

      Embed

Reviví las emociones del partido


      Embed

Fueron dos goles, pero pudieron ser cuatro porque fueron varias situaciones: Ruben, incluso, se perdió varios goles. El primer tiempo, en cambio, no tuvo acciones interesantes. No tuvo peligros, ni atracción, ni tensión: parecía el estereotipo del Clásico Rosarino, un recuento de patadas, pocas situaciones de gol y más patadas. El murmullo, la exigencia de los hinchas, la obligación de ganar pudo más que el fútbol, que el espectáculo deportivo. 

Algo cambió en el segundo tiempo. Eduardo Coudet habló con sus jugadores en el vestuario y, como un líder espiritual, bajó la tranquilidad. Central salió con otra cara a jugar el segundo tiempo. Y no es un lugar común: el local, con el apoyo de un Gigante de Arroyito explotado, demostró por qué, desde que volvió a Primera División, es el dueño de Rosario. A los 10', Larrondo aprovechó un centro cruzado para abrir el resultado. Después, un festival de contras, ataques, jugadas colectivas. Hasta que Fabio Escobar, a falta de diez minutos, se fue expulsado y permitió que Marco Ruben sellara el resultado con una definición deliciosa por encima de Unsaín, el arquero de Newell's.

Medio Rosario delira. La otra mitad sufre, ya sin entrenador debido a la renuncia de Lucas Bernardi y pidiendo por la salida de Jorge Ricobelli, presidente del club. 

      Embed

      Embed

      Embed

Comentarios Facebook