jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
04 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

“Si las chicas se fueron lo hicieron contra su voluntad o drogadas”

0
Comentarios


“Bailamos como hasta las cuatro de la mañana y nos despedimos con la promesa de encontrarnos en Mendoza”, contó el turista chileno Antonio Fica Flores, quien acompañó a María José Coni y a Mariana Menegazzo.

“Si las chicas se fueron lo hicieron contra su voluntad o drogadas”
Foto:

Un joven chileno que compartió las últimas horas de las mochileras argentinas Mariana Menegazzo y María José Coni, ya que se encontraba en la zona de la ciudad ecuatoriana de Montañita, contó que las víctimas "eran sumamente cuidadosas, y si se fueron lo hicieron contra su voluntad o drogadas".

"Bailamos como hasta las cuatro de la mañana y nos despedimos con la promesa de encontrarnos en Mendoza", contó el turista chileno Antonio Fica Flores. Las chicas habían regresado a la ciudad costera el 10 de febrero, después de despedir a sus compañeras de viaje, Sofía Sarmiento y Agostina Cano Porras, en Cuenca.

El retorno a la ciudad en la que encontraron la muerte, según ellas le revelaron al grupo de chilenos, fue por un objetivo económico: recuperar un poco de plata con la venta de ensalada de frutas en la playa. "Durante el viaje les dijeron que era buena la playa para ganar plata vendiendo cosas. Según nos contaron, ese fue uno de los principales motivos por los que andaban allí", recordó Antonio.

Las chicas "pegaron onda" de inmediato con los chilenos y se "sumaron al grupo" junto otras dos chicas trasandinas. "Nos llevábamos super bien, salíamos todas las noches juntos. Nosotros no nos quedábamos en Montañita, estábamos en una playa cerca que se llama Punta Carnero (a sólo 66 kilómetros). Así que las veíamos de noche, pero nos contaban que durante el día estaban en la playa", dijo el muchacho.

Con datos aportados por el turista chileno, ahora se sabe que María José y Mariana arrancaban pasado el mediodía, después de desayunar, comprando fruta en el mercado local y preparaban ensalada de frutas para vender en la playa. "Se despertaban tarde, porque en Montañita se sale hasta altas horas. Entre comprar las frutas y preparar la ensalada se les iba el poco día que les quedaba", relató el chileno.

"Siempre nos decían que les había ido super bien trabajando con lo de las frutas", recordó, aunque reconoció: "Las invitamos a que vinieran un día a comer un asado o pasar una noche a Punta Carnero porque sabíamos que no tenían tanta plata para el alojamiento y nos dijeron que no. Entonces, si a nosotros nos dijeron que no, ¿cómo van a decirle que sí a esos tipos?".

Todavía en shock por la noticia, el joven se pregunta qué hubiera pasado si las mochileras aceptaban su invitación. "Nosotros éramos tres hombres y una amiga más. Era muchísimo más seguro quedarse con nosotros que con esos dos hijos de perra", lamentó.

"Nunca las vimos con ellos, ni los vimos por la ciudad. Además, ellas conocían harta de gente allá, habrían recurrido a otras personas", sumó. Antonio, al igual que los familiares de las víctimas, descree de la hipótesis oficial de la fiscalía de Ecuador y rechaza de modo categórico que las chicas anduvieran cortas de efectivo.

"Siempre que las veíamos nos decían que habían vendido mucha ensalada de frutas, así que eso de que andaban con nada de plata no lo creo tanto. Además, tenían el pasaje comprado de Lima a Santiago y tenían plata en la tarjeta para comprarse ropa en Chile. Eso me lo contó un amigo del grupo, me dijo que las chicas le habían dicho eso".

      Embed

Comentarios Facebook