miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Internacionales
13 | 06 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Omar Mateen, el joven que odiaba al mundo

0
Comentarios


Su ex esposa, su padre y compañeros de trabajo contaron los trastornos de personalidad que padecía el autor de la masacre de Orlando. El perfil del asesino

Omar Mateen, el joven que odiaba al mundo
Foto:

"Tenía inestabilidad mental y estaba mentalmente enfermo", dijo Sitora Yusifiy de Omar Mateen, su ex esposo, el autor de la masacre de Orlando que dejó un total de 50 muertos. Bipolar y precavido, agregó, al indicar que nunca "mostró ningún indicio" de que alguna vez pudiera llevar a cabo la mayor matanza de la historia de los Estados Unidos.

Aunque también comentó que había tenido un historial de consumo de esteroides y que era una persona violenta, que en los cuatro meses que vivieron juntos él la separó de su familia y la golpeaba con regularidad.


      Sitora Yusifiy.JPG

"Esto no tiene nada que ver con la religión", aclaró su padre, Mir Siddique, en declaraciones televisivas. Dijo que, en cambio, que todo se explica en su homofobia y contó un episodio reciente: "Vio a dos hombres besándose delante de su esposa y su hijo y se enfadó mucho". Agregó, sin más: "Estamos pidiendo perdón por el incidente. No éramos conscientes de que estuviese planteando ningún tipo de acción. Estamos en estado de shock al igual que todo el país".


      Embed

"Era peligroso, no le gustaban los negros, las mujeres, las lesbianas ni los judíos", lo definió Daniel Gilroy, de 44 años, un ex compañero de trabajo de Mateen en la empresa G4S, donde trabajaba como guardia de seguridad y por el que tenía permiso para llevar armas. "En la vida hay fanáticos. Pero él lo superaba todo. Siempre estaba enfadado, sudado, simplemente cabreado con el mundo. Sabía que algo así iba a suceder", añadió Los Angeles Times.

Otra compañera citada por el diario local Orlando Sentinel no tuvo mayores reparos en describirlo como "un tonto". En líneas generales, quienes lo conocieron y brindaron testimonio hablan de un joven hosco, antipático y que había expresado en voz alta odio racial y religioso.

"Era uno de los soldados del Califato en Estados Unidos", confirmó al-Bayan, el órgano de propaganda oficial del Estado Islámico en lengua inglesa, citado por Site, el portal de monitoreo del yihadismo en la web.


LEA MÁS:

      Embed

Mateen era un estadounidense de 29 años, descendiente de afganos,  que residía en Port Saint Lucie, una localidad costera situada a unos 200 kilómetros al sur de Orlando, donde perpetró el ataque que dejó, además, 53 heridos.

Sus constantes expresiones de odio lo habían puesto en el radar del FBI -como posible simpatizante del Estado Islámico- en 2013 y en 2014. Un portavoz del organismo declaró que el sospechoso compró recientemente varias armas y que justo antes de la masacre llamó al teléfono de emergencias, el 911. El FBI no dio precisiones sobre el contenido de esta llamada, pero varios medios citan fuentes policiales para decir que en ella Mateen juró lealtad al Estado Islámico y a su líder.

      Embed

Comentarios Facebook