miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
03 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Se registra un homicidio en robo cada cincuenta horas

0
Comentarios


En la primera mitad del año, en Capital Federal, el Conurbano y La Plata ocurrieron 87 crímenes durante distintos asaltos violentos. Desde el Ministerio de Seguridad provincial buscan la manera de prevenirlos.

Se registra un homicidio en robo cada cincuenta horas
Daniel Sotelo, en una foto familiar. Tenía 50 años y había ido a visitar a unos amigos.

Foto:

Un hombre que había sido herido de dos balazos el jueves de la semana pasada en un intento de robo en la localidad bonaerense de Gerli, partido de Avellaneda, murió ayer tras agonizar en el hospital en el que se hallaba internado en gravísimo estado, y el caso reafirma el drama de los homicidios cometidos en el marco de asaltos durante 2016, a un promedio de un crimen cada 50 horas en la Ciudad de Buenos Aires, el Conurbano y La Plata.

De acuerdo a un relevamiento de casos que trascendieron públicamente desde enero hasta finales de junio se cometieron 87 hechos de homicidios dolosos (cometidos con intencionalidad) y con la motivación del robo, en las tres zonas mencionadas, situación que mantiene a la autoridades en estado de alarma por la violencia delictiva en aumento.

Desde el Ministerio de Seguridad provincial, voceros consultados manifestaron que "se viene trabajando con mucha intensidad para prevenir estos hechos, que lamentablemente no tienen reparación alguna para las víctimas y sus familiares", precisando que "las cifras del primer semestre representan menos cantidad de homicidios en robo en la provincia, pero es un esfuerzo cotidiano".

El hecho ocurrido en Gerli comenzó el jueves de la semana pasada en la calle Tapalqué y General Nazar, y la víctima fallecida ayer fue identificada por la policía como Daniel Sotelo (50), quien había concurrido a la casa de unos amigos.

Según las fuentes, todo comenzó cuando el hombre salía de una vivienda de un matrimonio amigo y fue interceptado por al menos cuatro delincuentes que se movilizaban en dos motos, quienes pretendieron asaltarlo.

Aparentemente, en ese momento el hombre, que estaba acompañado por su amigo llamado Alejandro, quiso resistirse y uno de los ladrones le disparó dos balazos que impactaron en su cuerpo, tras lo cual huyeron sin concretar el robo.

"Dani salió de mi casa con mi marido y yo me retrasé porque estaba cocinando. En ese momento, escuché ruidos pero al principio no me daba cuenta de qué era. Después supe que era el motor de las motos", relató la amiga de Sotelo.

La mujer agregó que "de repente, empezaron a escucharse gritos de Dani y de Alejandro. Yo me asusté y me encerré en mi pieza. Ale estaba en la puerta y Dani por subir al auto".

"Después escuché tiros y que pateaban la puerta. Mi amigo estaba tirado en el piso", recordó.

Sotelo cayó herido y fue auxiliado por sus amigos, quienes lo cargaron en la caja de una camioneta policial y lo trasladaron de inmediato al Hospital Presidente Perón, donde fue operado y quedó internado en estado reservado, dijeron las fuentes policiales que trabajan en la investigación del caso.

Los pesquisas aseguraron que el hombre finalmente falleció en las últimas horas tras agonizar casi cinco días en ese centro asistencial.

"Los ladrones no se llevaron nada, nada, nada. Encima, dejaron tirado en la vereda cosas que habían robado en otro lugar. Daniel tenía dos disparos pero yo sentí cuatro balazos. Florencia y Fernando se quedaron sin papá, mi amiga Norma se quedó sin su marido, nosotros sin nuestro amigo. Pedimos ayuda", dijo a la prensa la amiga de Sotelo.

El hecho es investigado por policías de la comisaría 6a.de Avellaneda, que trabajan bajo las órdenes de un fiscal de instrucción de turno del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

LEA MÁS:

      Embed




Casi lo matan por dos celulares y 3.000 pesos

Los hechos de crímenes en robo se complementan con casos denominados judicialmente como "tentativas de homicidios", que son aquellos hechos donde la víctima resulta atacada con intención de muerte pero logra sobrevivir. Un caso de este tipo ocurrido en las últimas horas tuvo como víctima a Guillermo Díaz, a quien dejaron agonizando tras someterlo a una salvaje agresión en un robo perpetrado en la localidad bonaerense de Cañuelas.

Según informó el portal InfoCañuelas, el hecho ocurrió en un campo de Vicente Casares ubicado frente al casco de la Estancia San Martín, en el predio donde hasta 2015 funcionó la Escuela de Policía. Díaz, de 42 años, empleado en el establecimiento rural, se encontraba en la casa en la que vive solo cuando cuatro encapuchados lo atacaron a culatazos.

Según contó una hermana de la víctima, lo golpearon con pistolas en la cabeza hasta dejarlo inconsciente. Lo encontró su padre, un jubilado que vive a unos 200 metros del lugar. Tras ser evaluado en el Marzetti se verificó que tenía lesiones varias, golpes internos y traumatismo de cráneo, por lo que fue trasladado a Capital Federal y desde allí se realizaría una nueva derivación hacia la ciudad de La Plata.

"A través de su obra social decidieron llevarlo a La Plata porque se encuentra en estado grave, pero la derivación se demoró por el tema de la niebla", agregó su hermana. De acuerdo al relato de familiares, le robaron dos celulares y unos 3 mil pesos en efectivo.


Comentarios Facebook