martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Salud
08 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Camas solares: consenso médico para prohibir su uso en menores

María Belén Gutierrez Sieiro (@Belengsieiro)
0
Comentarios
Por María Belén Gutierrez Sieiro (@Belengsieiro)


Reunidos en un congreso en Salta, miembros de la Sociedad Argentina de Dermatología fijaron su posición respecto a este tema. En 2012, se sancionó la ley que prohíbe su utilización en menores de 18 años, pero desde entonces la normativa nunca se reglamentó

Camas solares: consenso médico para prohibir su uso en menores
Foto:

Las camas solares, muy de moda en una época y aún en auge, son sumamente peligrosas para la salud. Según diversos estudios realizados en diferentes países del mundo, son las responsables de consecuencias devastadoras para la población como fotoenvejecimiento y cáncer de piel.

En los últimos tiempos, ya sea por estética o promocionadas por las páginas de descuento, muchas cadenas fomentan su uso y hasta adolescentes la utilizan para lograr un "bronceado perfecto" aún en pleno invierno.

Si bien existe la ley 26.799, que fue sancionada el 21 de noviembre de 2012, en Argentina, y que prohíbe la utilización de las camas solares en menores de 18 años, en rigor la normativa nunca se reglamentó.

Por eso, la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD), en un congreso realizado en Salta, llegó a un consenso a nivel nacional con el fin de pedir a las autoridades que se cumpla la ley y que deje de promoverse su uso, especialmente en adolescentes.

 "Son mal llamadas camas solares, ya que en realidad son camas de radiación. Pero el tema se relaciona con no querer ver lo que toda la evidencia médica demuestra que hay que ver. Ya que detrás de eso hay enormes intereses comerciales", precisó el Dr. Fernando Stengel, médico dermatólogo, miembro de la SAD.

LEA MÁS:

      Embed

Las terribles consecuencias

"El bronceado es adictivo. Mucha gente cuando puede va a la playa a broncearse y cuando no pueden se hacen pelota la piel en las camas solares", puntualizó el dermatólogo.

Entre las principales consecuencias de una exposición excesiva a la radiación ultravioleta se encuentran las lesiones oculares (como cataratas y fotoconjuntivitis), el envejecimiento prematuro de la piel y el cáncer.

De acuerdo con lo que señala la Organización Mundial de la Salud, los jóvenes que sufren quemaduras por exposición a los rayos ultravioleta (UV) corren un mayor riesgo de desarrollar un melanoma en etapas posteriores de la vida.

Además, la Organización estima que por año se producen en el mundo 132.000 casos de melanoma maligno (el cáncer de piel más dañino que existe) y mueren aproximadamente 66 000 personas por causa de éste y otros tipos de cáncer de piel.

A esto se le suma que hay algunas camas solares que pueden emitir niveles de radiación ultravioleta muy superiores a las que emite el sol de verano a plena hora del mediodía, lo que multiplica el riesgo.

"Acá no se prohíben las camas solares  porque muchos gobiernos consideran que está prohibido prohibir, pero Brasil no tiene camas solares desde 2009 y el año pasado, en Australia, de los 5 territorios, tres las prohibieron porque no lograron, mediante medidas de control, que la gente hiciera caso", explicó el doctor.

LEA MÁS:

      Embed

Extremar los cuidados

"El sol empieza a estar fuerte en septiembre, más fuerte en octubre, está fuertísimo en noviembre y está máximo en diciembre. Por eso es importante protegerse tanto en primavera como en verano", aseguró Stengel.

El especialista explicó una regla nemotécnica súper importante: en Argentina hay que cuidarse del sol durante los meses con R; mientras que mayo, junio, julio y agosto es cuando menos fuerte están los rayos ultravioleta.

Y un punto más: si tu sombra es más corta que tu altura, el riesgo es alto; mientras que si la si es más grande que vos el riesgo es más bajo. "La sombra es tu mejor amigo", resumió el doctor.

Por otra parte, es importante tener presente el uso de protector solar (mínimo de factor 30 y debe estar correctamente aplicado)  en épocas en donde el sol está intenso.  "Una cosa que sucede muy a menudo es la mujer que usa 60 de factor en la cara, 40 en el escote y 2 en las piernas. Esa mujer evidentemente no sabe que el melanoma aparece frecuentemente en las piernas y que ese es el lugar donde más necesita prevenir",  puntualizó Stengel.

"Lamentablemente, pese a los esfuerzos, la mortalidad por melanoma sigue subiendo. Sin embargo, hay una tendencia a bajar en mujeres jóvenes", concluyó el dermatólogo.

      Embed

Comentarios Facebook