jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
24 | 09 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El Rojo buscó siempre, pero no pudo con Tigre en un partido caliente

0
Comentarios


Igualaron 1 a 1 en Avellaneda, donde Luna puso en ventaja a la visita y Cuesta emparejó con un penal inventado por Espinoza, de pésimo arbitraje y quien antes debió haber expulsado a Galmarini y al propio Luna. El equipo de Milito fue más profundo que en los partidos anteriores, aunque le faltó eficacia.

El Rojo buscó siempre, pero no pudo con Tigre en un partido caliente
Fuerte y arriba. Cuesta empata el partido mediante un penal que no fue. (Foto: Hipólito Fernández / Diario Popular)
Foto:

Independiente fue más punzante y tuvo más ritmo, algo que le reclamaban sus hinchas tras sus últimas presentaciones, aunque falló en la puntada final y debió conformarse con un 1 a 1 frente a Tigre, al cabo de los 90 minutos del encuentro válido por la cuarta fecha del campeonato de Primera División.

Carlos Luna
, a los 17 minutos del primer tiempo, abrió la cuenta en favor del conjunto visitante en Avellaneda, mientras que Víctor Cuesta, justo antes del descanso, emparejó mediante un penal inventado por el árbitro Fernando Espinoza, quien tuvo una paupérrima actuación.

Gabriel Milito sorprendió con una formación integrada por mayoría de titulares
, contradiciendo así las especulaciones previas, que sugerían una nutrida presencia de suplentes y juveniles para dar descanso al equipo principal, con la misión de clasificar a los cuartos de la Copa Sudamericana en Brasil, frente al Chapecoense, tras la igualdad sin goles en la ida.

El entrenador del cuadro local, sin embargo, optó por darles mayor rodaje a sus mejores hombres a partir de una idea: mejorar la producción realizada en el primer capítulo de la cita copera -donde el equipo careció de profundidad para inquietar a su rival- y llegar afilado a la revancha.

      Rigoni rincon.JPG
Rigoni y Rincón disputan la pelota en el aire. (Foto: José Brusco / Diario Popular)

Lo logró parcialmente, porque si bien el Rojo tuvo más intensidad y aceleración en sus ataques -en especial, cada vez que la pelota pasaba por los pies del juvenil Ezequiel Barco y Emiliano Rigoni-, careció de justeza al momento de definir. Independiente generó varias situaciones enmarañadas en las que logró ubicar a un receptor con chances concretas de gol, aunque siempre falló en la puntería o se topó con el arquero Nelson Ibáñez.

Por el contrario, los de Avellaneda sumaron un nuevo ítem en la carpeta de las preocupaciones: a diferencia de sus presentaciones anteriores, Independiente mostró desacoples en defensa y Tigre, con la velocidad del colombiano Sebastián Rincón como arma principal, lo complicó en cada contragolpe.

Estaba para cualquiera y terminó en empate
, tras 90 minutos intensos y vibrantes que se vieron empañados por el flojísimo desempeño del árbitro Espinoza, quien omitió expulsar a Martín Galmarini y Carlos Luna (ambos ya tenían amarilla y el primero cometió una mano flagrante para interrumpir un avance, mientras que el segundo le aplicó un artero planchazo a Nicolás Tagliafico), y decidió compensar con la sanción de un penal inexistente (no hubo infracción de Ibáñez a Maximiliano Meza) en favor del Rojo.  

      Embed

      Embed


Comentarios Facebook