sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
30 | 09 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Un intendente irá a juicio oral por el delito de trata de personas

0
Comentarios


Se trata de Luis Rogers, jefe comunal de la localidad pampeana de Lonquimay, quien había declarado que “un cabaret es un lugar de contención espiritual”. Va a juicio oral por trata de personas con fines de explotación sexual.

Un intendente irá a juicio oral por el delito de trata de personas
Foto eldiariodelapampa.com.ar
Foto:

El juez federal de La Pampa, Luis Salas, elevó a juicio la causa que involucra al intendente de Lonquimay, Luis Rogers, por una denuncia por el delito trata de personas con fines de explotación sexual en un cabaret de la localidad y ordenó por una investigación similar el procesamiento del jefe comunal de Macachín, Jorge Cabak, ambos integrantes del PJ.

Junto al comisario Carlos Alanis y Carlos Fernández, dueño del cabaret "Good Night"  donde habrían ocurridos los hechos investigados por la justicia federal, Rogers deberá afrontar el juicio oral y público ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Santa Rosa. 

En diciembre del año pasado y después de varias idas y vueltas, la Cámara Federal de Casación Penal anuló el sobreseimiento dictado por la Cámara de Apelaciones de Bahía Blanca y procesó nuevamente a los tres involucrados en el caso de trata de personas con fines de explotación sexual.

Rogers es intendente de Lonquimay, una localidad de 1600 habitantes ubicada a 60 kilómetros de Santa Rosa sobre la ruta nacional 5, y generó un escándalo nacional en 2009 al afirmar que "un cabaré es un lugar de contención espiritual, de satisfacción y de alegría, para gente que está sola y busca un rato de esparcimiento". 

En esta causa, está acusado junto al jefe policial de ser cómplices de una red que explotaba sexualmente a mujeres en un local llamado "Good Night", ubicado a la vera de la ruta 5. La fiscalía los acusó por no haber clausurado el prostíbulo como establece la ley nacional 12331.

El cabaret fue denunciado incluso por Susana Trimarco, la mamá de Marita Verón, quien tenía sospechas de que en ese lugar estaba su hija desaparecida en 2002. Sin embargo, este año se hicieron las excavaciones pero no encontraron nada. Un testigo anónimo dijo que la habían enterrado en el sótano.

LEA MÁS:

      Embed



      Embed


Comentarios Facebook