domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Internacionales
13 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El Premio Nobel de Literatura y la "transgresión" de la Academia

0
Comentarios


El año pasado fue para una periodista y este año para un músico que también es un poeta , claro. Mientras el nombre de Bob Dylan genera sorpresa, indignación, alegría y bronca, vale preguntarse cómo seguirá esta nueva costumbre de los suecos de escapar a la literatura "tradicional".

El Premio Nobel de Literatura y la transgresión de la Academia
El momento del anuncio de Bob Dylan como Premio Nobel de Literatura
Foto:

La Academia Sueca distinguió este jueves con el Nobel de Literatura 2016 al cantautor, músico y poeta estadounidense Bob Dylan.

¿¡Cómo!?

Después de medio siglo de tradición, el año pasado la Academia Sueca comenzó a dar señales de que las cosas ya no serían iguales. Y este año, con el galardón a Dylan, lo confirmó. En 2015, el premio se lo llevó Svletana Alexievich, la periodista bielorrusa que supo retratar las atrocidades de las guerras y catástrofes más significativas del siglo XX. Hacía 50 años que un escritor de no ficción no ganaba el galardón.

El Premio Nobel de Literatura, que se entrega a quien haya producido en el campo de la literatura la obra más destacada, según la Academia Sueca, comenzó a entregarse en 1901 y desde ese momento se otorgaron un total de 108 veces a 112 autores. "Los más laureados son los 15 franceses -entre ellos Albert Camus- que recibieron el premio, y el idioma predominante en las obras de los ganadores es el inglés", según cifras brindadas por la agencia de noticias DPA.

En cuatro ocasiones (1904, 1917, 1966 y 1974) el premio fue compartido entre dos escritores, los últimos los suecos Eyvind Johnson y Harry Martinson. La edad promedio de los ganadores hasta 2014 es de 65 años. El escritor más joven en recibir éste galardón fue, hasta el momento, Rudyard Kipling autor de "El libro de la Selva", premiado en 1907 a la edad de 42 años. En contraposición, la autora inglesa Doris Lessing lo recibió en 2007 a los 88 años; y con la bielorusa Alexievich son 14 las mujeres ganadoras.


LEA MÁS:

      Embed

El reconocimiento se entrega a toda una trayectoria literaria y, sin embargo, en el caso de nueve autores, la Academia tuvo que hacer un reconocimiento especial para distinguir el valor de una obra específica. Dos ejemplos de esta situación son Tomas Mann por su obra "Los Buddenbrook" y Ernest Hemingway por "El viejo y el mar".

A partir de la década del 80, Latinoamérica tuvo una gran presencia para los suecos: en 1982, fue para el colombiano Gabriel García Márquez; en 1990 para el mexicano Octavio Paz, y en 2010, el premio fue para el peruano Mario Vargas Llosa. En 1971, además, lo había ganado el chileno Pablo Neruda.

En la Argentina, continuamos lamentándonos por el gran "olvido" de la Academia hacia uno de los escritores más importantes del siglo XX: Jorge Luis Borges.

El japonés Haruki Murakami, año tras año, es favorito y, sin embargo...


POR QUÉ DYLAN

La secretaria permanente de la Academia Sueca, Sara Danius, defendió la elección del cantautor estadounidense por su condición de poeta y lo comparó con los vates griegos de la antigüedad.

"Si miramos miles de años hacia atrás, descubrimos a Homero y a Safo. Escribieron textos poéticos hechos para ser escuchados e interpretados con instrumentos. Sucede lo mismo con Bob Dylan. Puede y debe ser leído", declaró Danius.

      Embed
banner

Dylan es "un gran poeta en la tradición en lengua inglesa", "muy original" y que durante 54 años "ha seguido actuando y reiventándose así mismo, creando una nueva identidad", adujo en una entrevista concedida a la web de la Fundación Nobel.

Danius se mostró esperanzada por que la designación de Dylan no genere muchas críticas por su condición preferente de cantautor y confesó que no fue una gran admiradora del músico en su juventud, aunque acabó siéndolo con los años.

Destacó además su disco "Blonde on Blonde", uno de los clásicos de Dylan, como paradigma de su obra, "un ejemplo extraordinario de su forma brillante de rimar, de juntar estribillos y de su estilo brillante de pensamiento".

La Academia Sueca reconoció en su fallo a Dylan por haber contribuido con "nuevas expresiones poéticas dentro de la tradición de la gran canción americana".

Con Dylan todavía resonando en los oídos y las redes sociales de fans y detractores, ya comienzan las apuestas por quién será el próximo que nos sorprenda a todos.


LEA MÁS:

      Embed

      Embed


Comentarios Facebook