sábado 21.01.2017 - Actualizado hace
Política
13 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El gobierno logró el oxígeno que buscaba por Ganancias

0
Comentarios


La presión ejercida desde la Casa Rosada rindió sus frutos y hoy no se tratará el proyecto de la oposición en el Senado. Se abrió una instancia de diálogo multisectorial para lograr una nueva propuesta.

El gobierno logró el oxígeno que buscaba por Ganancias
Foto:

El Gobierno impulsó un cambio de estrategia y trasladó responsabilidad a los gobernadores y senadores del PJ para que finalmente no brindaran apoyo al proyecto de la oposición sobre el Impuesto a las Ganancias, por lo que ahora, con la apertura de una instancia de diálogo multisectorial, logró tomar un respiro.

En medio de intensas gestiones para evitar una derrota en la Cámara alta, Macri acordó con la mesa chica de su Gabinete que no debía pagar el costo político que supondría vetar la iniciativa, que incluso contaba con fuerte apoyo de sectores sociales y de la CGT.

Por ello, desde temprano, sus funcionarios habían salido a desestimar la posibilidad de que el Presidente vetara la norma, por lo que -en caso de que resultara aprobada- advirtieron que no se contaría con liquidez para girar dinero a las provincias y se debería, en consecuencia, "morigerar la obra pública o las transferencias del Estado Nacional".

Antes de que se suspendiera el tratamiento en el Senado, Macri había pedido "no adelantarse" respecto a la posibilidad de que volviera a recurrir al veto y manifestó su confianza en los legisladores.

"Confío en la sensatez de los senadores, que velan por las cuentas públicas de sus provincias, que en la mayoría de los casos están con problemas serios de déficit, igual que la Nación", sentenció el jefe de Estado, quien analizó el tema durante una reunión de coordinación de Gobierno.

En su despacho de la Casa Rosada, Macri reunió al jefe de Gabinete, Marcos Peña; al ministro del Interior, Rogelio Frigerio; al radical fundador de Cambiemos, Ernesto Sanz; al presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó; al titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados, Luciano Laspina; y al secretario de Coordinación Interministerial, Mario Quintana, para coordinar las negociaciones en marcha, destinadas a evitar que la iniciativa opositora se convirtiera en ley.

En una entrevista concedida a diarios de Corrientes, Chaco, Misiones y Santa Fe, el mandatario también había adelantado que el Gobierno iba a "estudiar" cómo reducir el gasto para hacer frente al eventual costo fiscal en caso de que prosperara la modificación al gravamen y alertó, en este marco, que los perjudicados serían "obras y giros a las provincias".

"Se reduciría en mitades en obras y en giros a las provincias, para cubrir el escenario", subrayó, a la vez que indicó que los números demuestran que la propuesta opositora "no es seria ni sustentable".



LEA MÁS:

      Embed
Peña: Parecería que la hicieron sólo para que la vetemos

Mientras en el Senado se debate el proyecto de modificación del Impuesto a las Ganancias, el jefe de Gabinete insistió en que la iniciativa de la oposición es "poco seria".



Por su parte, Peña advirtió sobre el "costo fiscal monumental" que tendría la iniciativa opositora y precisó que equivaldría a "toda la obra pública del año próximo", por lo que "generará consecuencias complejas en términos fiscales".

"Está tan mal hecho el trabajo, es tan poco serio, que parece que lo hicieron sólo para que lo vetemos", sostuvo el funcionario nacional y realizó entonces una advertencia a los senadores: "Si se quiere avanzar con este proyecto, tienen que poder explicar y hacerse cargo de cómo vamos a dar la discusión de la plata que no está".

En conferencia de prensa tras una reunión de Gabinete ampliado en el Centro Cultural Kirchner, Peña reclamó "diálogo serio y responsable que se base en números" y, en ese sentido, apuntó contra los "130 mil millones de mínima que se está estimando de costo fiscal", en caso de que avance la iniciativa opositora.

"No soluciona ningún problema y genera nuevos, como mayores restricciones fiscales en todo sentido, para la Nación y para las provincias", sentenció el jefe de Gabinete del gobierno nacional.

Finalmente y en la misma línea, el presidente del bloque de diputados del PRO, Nicolás Massot, había descartado la posibilidad de que Macri recurriera a un veto y trasladó la presión a los mandatarios provinciales.

"Si efectivamente hay un gran consenso entre los gobernadores, que se llevan la mayoría de la recaudación de este impuesto, y consideran que esto es necesario entonces no podemos hacer oídos sordos", había señalado.

Aunque el jefe del bloque del PRO alertó: "Probablemente lo que tengamos que hacer sea morigerar la obra pública o las transferencias del Estado Nacional a las provincias justamente escuchando este reclamo. Trataremos de equilibrar las cuentas nacionales y los gobernadores sabrán como equilibrar las cuentas provinciales"

      Embed

Comentarios Facebook