miércoles 18.01.2017 - Actualizado hace
Policiales
30 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Una bala policial fue la que mató a Echimborde

0
Comentarios


Murió al ser impactado por una bala calibre 9 mm., disparada desde una de las pistolas reglamentarias utilizadas durante la persecución

 Una bala policial fue la que mató a Echimborde
Foto de Jonathan Echimborde.
Foto:

La pericias confirmaron que Jonathan Echimborde murió al ser impactado por una bala calibre 9 mm., disparada desde una de las pistolas reglamentarias utilizadas durante la persecución por las calles del barrio de Mataderos por los efectivos policiales.

Los expertos de Gendarmería Nacional indicaron que el proyectil se encuentra "apto para el cotejo" y en tal sentido, los investigadores del caso ahora tendrán que analizar cada una de las armas incautadas. El mismo resultado, en relación a que al mecánico lo mató una bala policial, surgió de la operación de autopsia al cuerpo de la víctima, quien ayer fue inhumado, en una ceremonia privado, luego de un sepelio al que asistieron centenares de vecinos y amigos, que pidieron "Justicia para Jhony".

Cabe recordar que los peritos de Gendarmería Nacional levantaron once vainas servidas en la zona donde mataron a Echimborde y esto es un claro indicio sobre que hubo, al menos, esa cantidad de disparos y todos habrían sido efectuados por los efectivos policiales.


LEA MÁS:

      Embed
Mecánico quedó en el medio de una persecución y murió de un balazo

Ocurrió en Mataderos. El hecho ocurrió al mediodía, mientras la policía perseguía delincuentes. El hombre murió en el hospital. Por su parte, el Ministerio de Seguridad y Justicia porteño informó que "preventivamente se han pasado a disponibilidad a los efectivos intervinientes"



Desde la Procuración General de la Nación se solicitó que se mantenga apartada de la investigación a la Policía Federal Argentina hasta se determine que los efectivos involucrados 'no han tenido un accionar vinculado' con el crimen de Jonathan Echimborde (de 28 años) y ahora, con el resultado de las pericias, la situación de los uniformados se complicaría.

Los once casquillos secuestrados fueron encontrados no sólo en inmediaciones de la calle Basualdo al 1600, donde balearon al mecánico, sino también en otras calles por donde transcurrió la persecución, que se inició en el cruce de las avenidas Larrazábal y Alberdi y terminó con el choque del Volkswagen Bora de los delincuentes y la detención de uno de ellos sobre la autopista Dellepiane y Murguiondo.


      Embed




Comentarios Facebook