jueves 19.01.2017 - Actualizado hace
Policiales
12 | 01 | 2017
Imprimir
Agrandar
Reducir

La ex esposa de Julio Alak, víctima de una entradera en La Plata

0
Comentarios


Se trata de la fiscal María Scarpino, quien fue arrastrada de los pelos por uno de los ladrones que ingresó a su domicilio y la encerró en una habitación. Le robaron dinero, un teléfono celular y joyas.

La ex esposa de Julio Alak, víctima de una entradera en La Plata
Foto:

Una fiscal platense, ex esposa del ex intendente Julio Alak,  fue víctima de un violento robo perpetrado por al menos dos hombres armados en su casa del barrio de La Loma, al oeste de la ciudad de La Plata.
 
El hecho se registró cerca del mediodía de este miércoles en la vivienda de la titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N 10 de Delitos Culposos, María Scarpino, de 54 años, ubicada en 45 entre 19 y 20.
 
La fiscal destalló que estaba en la puerta de su casa, conversando con un técnico, coordinando el arreglo del aire acondicionado de su camioneta, que está roto.
 
"Tenía la puerta entornada, me estaba despidiendo, cuando llegaron estas dos personas", agregó la funcionaria judicial.
 
"Uno era grandote y me agarró a mi. El otro, más flaquito, amenazó a la persona que estaba conmigo. Los dos fuimos encerrados", detalló la funcionaria judicial, que estuvo casada con el ex intendente municipal de La Plata, Julio Alak.
 
"Por suerte mis hijos se fueron de vacaciones. Están en Cariló y no tuvieron que sufrir nada de esto", se consoló.

"Le pedí que se llevaran todo, pero que no me hicieran nada. No quería ni mirarlos a la cara", recordó.
 
Dentro de ese contexto, la fiscal perdió todo el dinero que tenía preparado para realizar un viaje al exterior, si bien no habló de monto, todo indica que sería una cifra importante. "Me iba en febrero y justo tenía la plata en casa. La encontraron, me preguntaron si había más, le dije que no y se fueron", explicó. También se llevaron joyas y el celular de la fiscal.
 
Una vez que comprobó los ladrones había fugado, Scarpino, activó un pulsador de asalto y minutos después se hicieron presentes los agentes del Comando de Patrullas, que asistieron a los damnificados. "En casa de herrero cuchillo de palo", ironizó la fiscal, porque no cuenta con cámaras de seguridad dentro de su propiedad.
 
"Ahora voy a tener que poner", comentó. Y aseguró desconocer si algún equipo de monitoreo del barrio o, de un vecino, pudo haberlos captado antes o después del asalto.
 
Poco después de la fuga, cuando el susto fue decreciendo, llegó la Policía y los peritos, que habrían encontrado una huella susceptible de cotejo.
 
Por el momento, la principal hipótesis de los investigadores apunta a un robo al voleo.
 
Las actuaciones, bajo directivas del Distrito Centro, se iniciaron en la comisaría cuarta con la caratula "robo calificado".
 
Scarpino indicó que "tuve que tomarme un tranquilizante, porque quedé bastante shockeada. Pasé un momento horrible".
 
La fuga de los ladrones y el medio que emplearon para hacerlo, es el gran misterio que tiene el caso, ya que a la casa de la fiscal llegaron caminando y nadie vio en qué y hacía dónde se fueron.
 
Los pesquisas entrevistaron a los vecinos buscando algún dato que les permita individualizarlos y saber si los vieron subir a un automóvil conducido por un cómplice que ofició de "campana".
 
En la causa tomó conocimiento la fiscal penal en turno de la ciudad de La Plata, Ana María Medina, aunque es muy probable que la instrucción finalmente recaiga en su colega, Fernando Cartasegna, titular de la UFI de Autores Ignorados.

      Embed



Comentarios Facebook