El DT de la Selección Argentina, Lionel Scaloni, fue visto mirando partidos en su laptop en un café y viajando en tren sin ser reconocido por los españoles.

A veces las actitudes más simples son las que definen a un personaje que, por el rol que ocupa, puede confundirse y desviarse del foco. No parece ser el caso de Lionel Scaloni, quien luego de coronarse campeón de la Finalissima ante Italia en Inglaterra y de golear 5-0 a Estonia en España, fue visto como un pasajero más y pasó desapercibido. O casi.

El entrenador de la Selección Argentina reside en España desde hace muchos años y tras pasar la noche del domingo en la ciudad de Pamplona, donde la Albiceleste goleó, fue visto espetando el tren en un café, aprovechando el tiempo para trabajar en su laptop, como lo haría cualquier persona.

Aunque él no lo sea, ya que comanda nada menos que al equipo que ocupa el cuarto lugar del ranking de la FIFA y que tiene en sus filas a varios de los mejores futbolistas del mundo, Lionel Messi incluido.

Scaloni viajó solo, con su valija y quizás conociendo que su accionar podría pasar inadvertido, no se preocupó más que por llegar a horario a la terminal, donde coincidió con el periodista argentino Pablo Carrozza, quien fue quien lo halló y fotografió.

El seleccionador argentino, que vive en España, viajó como un pasajero más y aprovechó las cuatro horas para ver un partido en su computadora en un gesto de humildad.

"Les quiero contar una situación que he vivido esta mañana con una de las personas que más felices nos hizo en los últimos tiempos. Me encontré a Lionel Scaloni, DT de la selección, sólo, con una notebook, en una cafetería de mala muerte, en la estación de Pamplona", publicó Carrozza en su cuenta de Twitter, junto a tres fotos de ese encuentro fortuito.

Embed

"El pujatense, que acababa de dar la vuelta ante Italia en Wembley, y golear a Estonia 5 a 0, trabajaba como un oficinista, a las 8.30 en el bar de la terminal. Me acerqué, le extendí la mano, le agradecí por su tarea en el equipo nacional, y decidí no volver a molestarlo", agregó en un segundo tweet.

Lo más gracioso es que no sabía que compartiría tren, vagón y hasta ubicación: "A eso de las 9.00, subí al tren que me llevaba de regreso a Barcelona, y volví a cruzarlo. El hombre que nos había regalado la Copa América después de 28 años, con vuelta incluida en el Maracaná, hacía la fila con su valija y su barbijo, como un ser humano común y corriente".

"De repente levanto la vista y observo que se sienta adelante mío. Cruzamos un par de palabras, se acomoda, y vuelve a abrir su notebook. Se pone a ver el partido de Uruguay con EEUU. Retrocedía y avanzaba las jugadas. Le ofrecí un mate y me dijo que no. Jamás dejó de trabajar", contó.

"En medio del viaje, que por cierto duraría unas 4 horas y media, Leónidas de Pujato le cedió su asiento a una señora, que quería ventanilla. Por supuesto, la mujer vasca no tenía la menor idea quién estaba sentado a su lado. Sospecho que el resto del vagón tampoco", añadió el periodista acerca del viaje compartido.

Scaloni-Pamplona-2.jpg
Scaloni, como haría cualquier empleado, oficinista o profesional, aprovechó el tiempo muerto en la estación de tren para trabajar en su computadora. Foto: @pablocarrozza

Scaloni, como haría cualquier empleado, oficinista o profesional, aprovechó el tiempo muerto en la estación de tren para trabajar en su computadora. Foto: @pablocarrozza

"Ambos bajamos en Sants, una de las terminales de Barcelona. Se fue mezclado entre la gente común, como un hombre cualquiera. Llevando en su valija la ilusión de un país entero, que sueña con el mundial de Qatar. PD: El día que lo vuelva a cruzar, espero que me acepte un mate", cerró su relato.

La anécdota no deja de ser curiosa y trae a la memoria a Jorge Sampaoli, quien ocupó el mismo cargo que Scaloni y supo tener un comportamiento totalmente opuesto. En diciembre de 2017, y nada menos que en su propia ciudad, Casilda, provincia de Santa Fe, fue detenido por policías en un control.

Al corroborar que estaba ebrio, los inspectores lo obligaron a dejar su auto y retirarse a pie por lo que les gritó: "Me hacés caminar dos cuadras, boludo. Cobrás 100 pesos por mes, gil". Toda la repudiable situación quedó grabada y se viralizó, por lo que luego el DT debió pedir disculpas.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados